Quantcast

Qué es un loft

Un loft es un término que viene del inglés para denominar a una vivienda del tipo industrial, el cual se puede utilizar como sinónimo de ático, desván o depósito

 Así, un loft vendría a ser como un piso, pero con ciertas características que lo separan de la visión convencional de apartamento o espacios de ese tipo.

Cómo surge el loft

andy warhol

Este tipo de vivienda empieza a surgir en la Nueva York de los años ’50. En aquel tiempo hubo una baja económica que causó la quiebra de muchas empresas que poseían fábricas, por lo que tuvieron que abandonar todos esos edificios.

En las zonas donde había muchas fábricas y edificios industriales, tales como el SoHo y Tribeca, comenzó la tendencia de habitar esos espacios abandonados como viviendas.

Generalmente lo hacían artistas que necesitaban todo el espacio para vivir y también para trabajar en sus obras. El concepto de la mucha iluminación en un loft era perfecto para este cometido, por lo que cada vez se hizo más popular entre el medio artístico y bohemio, convirtiendo en un tópico eso de que los pintores, escultores, músicos y escritores suelen vivir en lofts al mejor estilo underground.

Características de un loft

loft
  • Está construido en una zona industrial, por lo que carece de las típicas maneras de una casa en una zona residencial
  • Son de concepto abierto: todos los espacios que solemos concebir en una vivienda (sala, comedor, habitaciones) no se encuentran separados por paredes ni nada por el estilo, todo está a la vista. 
  • Para generar la sensación de separación entre una función y otra, se cambian los colores o se colocan divisiones postizas como vidrios o falsas columnas. Un loft no suele tener puertas por esto mismo, a lo sumo cortinas corredizas. El único espacio que puede estar separado de verdad es el cuarto de baño. 
  • Las ventanas son gigantes, para que entre mucha luz. 
  • Los acabados son de corte industrial: el piso y las paredes suelen ser de cemento pulido o materiales parecidos. 
  • Los techos son muy altos y pueden que estén visibles las conexiones de las luces
  • Suelen ser sumamente espaciosos
  • Antes un loft era mucho más barato que un apartamento convencional, ya que se trataba de adaptar un espacio de trabajo a uno apto para vivir. Hoy en día esto no es así. Como se ha vuelto bastante popular, ahora es mucho más caro que un apartamento estándar. 

Pros de vivir en un loft

loft

Todo depende de tus gustos y de cómo quieres usar el lugar en donde vivirás. Si eres una persona que le gusta sintetizar el espacio de trabajo con el de la casa, un departamento tipo loft te viene bien pues a falta de delimitar el espacio, tú puedes configurarlo como más te guste. 

Si bien ya se está convirtiendo en un cliché, sí es cierto que a las personas que hacen oficio desde la creatividad puede venirles de maravilla un estilo loft. Pero, como ya se ha dicho antes, todo depende de cuál es tu objetivo y qué quieres en este momento de tu vida. 

Como este tipo de departamentos suelen estar en una zona industrial, una zona céntrica, tienes cerca la ciudad y por lo tanto es más fácil trasladarte desde tu casa hacia toda la ciudad. Sin embargo, esto también tiene sus contras.

CONTRAS DE VIVIR EN UN LOFT

loft

Si lo que quieres es establecer una familia típica con hijos que van a su escuela e ir al supermercado los sábados, te diré que eso va a ser un poco complicado si vives en un loft hecho y derecho. Pues al estar ubicado en una zona de fábricas, no es un sitio que fue originalmente diseñado para que las personas hicieran vida personal allí, solo laboral.

Así que hay muchos ruidos que aturden al ambiente. No suele haber colegios cerca y tampoco farmacias o supermercados.

Y ni hablar de la inseguridad que otorga vivir en una zona tan concurrida.  

Además, el papeleo es otra historia. Por ejemplo, la hipoteca será un trámite más complicado pues este suele admitir solo una vivienda que haya sido concebida como una casa, no como un local de trabajo. 

ESTILOS

madera

Como te decíamos antes, por lo general el pasado de fábrica sigue tiñendo a la estética del loft, por lo cual pueden haber revestimientos dejando los ladrillos al desnudo, concreto pulido para los pisos, tabiques de madera visibles, etc. 

El otro estilo que suele haber en un loft es el minimalista: siendo una vivienda que aprovecha al máximo el espacio —el que no tenga divisiones de paredes ni puertas afianza este punto— cada mueble que esté dispuesto debe cumplir una función específica y no estar ahí solo por mero adorno. 

Si se adornara mucho un loft, al ser un espacio grande, dará la impresión de que es un almacén más de puras baratijas y te abrumará como no tienes idea. No se sentirá como una casa. 

También suelen haber remodelaciones que trasladan la habitación a un segundo nivel, de manera tal que desde la habitación se puede vislumbrar todo el resto del loft. 

En la actualidad

minimalista

Como este concepto se ha vuelto muy popular, ahora las inmobiliarias y las empresas constructoras apuestan por crear edificios precisamente para lofts, para que sean habitables como viviendas desde el principio.

Por lo que también hay proyectos de loft en zonas originalmente residenciales para que una persona que decida vivir en un loft pueda tener todos los beneficios que tuviera si viviese en una casa convencional. 

El medio artístico todavía no se separa del concepto de loft. En el presente hay muchos lofts que se convirtieron en galerías o museos de tiempo completo, pues el espacio sin divisiones permite que todas las obras se puedan visualizar desde cualquier punto del recinto. Aunque todavía habrá artistas que sigan viviendo en su museo, juntando tanto vida personal y laboral en un solo lugar. 

Comentarios de Facebook