Compartir

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, ha colgado este jueves una pancarta con un lanzo blanco sobre la que había hasta ahora en la que se podía ver un lazo amarillo. El lema sigue siendo el mismo: “Libertad presos políticos y exiliados”

De esta manera Torra cumple a medias con la orden dada por la Junta Electoral Central (JEC), y respaldada por el Síndic de Greuges, que determinó que hasta que pasen las elecciones (26 de mayo) no se podrá exhibir el lazo amarillo.

Sin embargo está por ver si la JEC da el visto bueno al seguir manteniendo el lema a favor de los “presos políticos”.

SOCIEDAD CIVIL DENUNCIA A TORRA

Sociedad Civil Catalana (SCC) presentó este jueves ante la Fiscalía de Barcelona una denuncia contra el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, por haber desobedecido a la Junta Electoral Central (JEC) sobre la retirada de símbolos partidistas de los edificios autonómicos.

Torra procedió este jueves a sustituir la pancarta que colgaba de la fachada del Palacio de la Generalitat y cuya retirada exigía la JEC. Así, la que contenía un lazo amarillo fue sustituida por otra con un lazo blanco, aunque ambas con el lema “Llibertat presos polítics i exiliats. Free political prisioners and exiles” (Libertad para los presos políticos y exiliados).

En este sentido, el presidente de SCC, Josep Ramon Bosch, y el portavoz de Abogados Catalanes por la Constitución, Ramón de Veciana, presentaron una denuncia ante la Fiscalía al entender que Torra se estaba burlando de la JEC.

Según Bosch, el presidente catalán es un “gran cobarde” y “entiende la política como si fuera un juego de niños y no lo es”, en referencia a que el mandatario autonómico pretenda que al sustituir el lazo amarillo por el blanco burla la orden de la autoridad electoral.

El presidente de SCC señaló que en su asociación no van a permitir “ni una más”. “Se ha acabado la broma”, afirmó, al tiempo que añadió que España es una democracia y, por tanto, “se debe cumplir la ley”. Explicó que mediante esta denuncia lo que se pretende es que la Fiscalía “persiga a Torra judicialmente” y, si fuera necesario, que “le inhabiliten de forma inmediata”.

(SERVIMEDIA)