Compartir

“Les anuncio que en el ejercicio de las facultades que ostento, he propuesto la disolución de las Cámaras y la convocatoria de elecciones para el 28 de abril”. Con estas palabras, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha anunciado la fecha en la que los españoles tendrán que ir a las urnas.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado en una comparecencia institucional ante los medios que ha comunicado esta decisión a Su Majestad, el Rey, y tanto la propuesta como disolución se materializarán por un real decreto ley.

Sánchez asegura estar “convencido de que se puede recuperar la política útil y la moderación y dar la espalda a la crispación”.

(Habrá ampliación)