Compartir

La borrasca atlántica que llegó el miércoles por la tarde por el oeste peninsular y que está marcando el tiempo en gran parte de España en esta Semana Santa, con nubes, precipitaciones, temperaturas frescas y vientos fuertes en amplias zonas, ha traído nuevos récords históricos de lluvia en abril que no se registraban en el este peninsular desde 1939.


 

Los datos de los observatorios de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), recogidos por Servimedia, indican que este Viernes Santo se batió la efeméride más antigua de lluvia en un día de abril, puesto que en Alicante se recogieron 46,8 litros por metro cuadrado, cuando el récord anterior estaba en 42,7 litros por metro cuadrado caídos el 19 de abril de 1946 y la serie histórica de ese lugar comenzó en 1939.

Además, este Viernes Santo hubo otros tres nuevos registros históricos de precipitación máxima caída en un día de abril: 63,6 litros por metro cuadrado en la Base Aérea de Albacete (el anterior récord eran 50,6 litros del 29 de abril de 1980 y la recogida de datos se inició en 1940); 98,9 litros en el Aeropuerto de Alicante-Elche (38,0 el 15 de abril de 2004, con la serie histórica desde 1967), y 61,0 litros en Albacete (41,6 el 8 de abril de 1990, con 1983 como año de inicio del registro histórico).

Por tanto, de este Viernes Santo llama la atención tanto que fue el día más lluvioso nunca registrado en Alicante desde 1939 y en la Base Aérea de Albacete de 1940, así como que en el Aeropuerto de Alicante-Elche llovió casi el triple que el anterior récord

JUEVES SANTO

Pero las efemérides no sólo se produjeron este viernes, sino que comenzaron el Jueves Santo, día en que las lluvias se generalizaron en toda la península.

Así, este Jueves Santo fue el día más lluvioso de abril en el Aeropuerto de Valencia, con 49,6 litros por metro cuadrado (48,3 el 18 de abril de 1982, con datos desde 1966); Teruel, con 53,8 litros (50,7 el 1 de abril de 2007, con 1986 como año de inicio), y el municipio turolense de Calamocha, con 55,6 litros (52,6 el 11 de abril de 2018, con 1993 como comienzo del registro histórico).

Además, este jueves resultó ser el día más ventoso jamás registrado en Fuenterrabía (Guipúzcoa), ya que hubo rachas huracanadas de viento de 140 km/h, cuando el anterior récord eran 108 km/h medidos el 9 de abril de 1970, con 1956 como año en que comenzó la recogida de datos meteorológicos en esa estación.

(SERVIMEDIA)