Compartir

La Delegación del Gobierno en el País Vasco ha denunciado ante la Fiscalía los homenajes realizados este fin de semana por la izquierda abertzale a los expresos de ETA José Javier Zabaleta, en Hernani, y Xabier Ugarte, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara, en Oñati, tras cumplir las condenas que se les impusieron. El ministerio público investigará los hechos.

Tras salir de la prisión de Topas, en Salamanca, Ugarte, que ha cumplido 22 años de cárcel, se dirigió a la ‘herriko taberna’ de Oñati por una calle en la que centenares de personas le homenajearon y aplaudieron portando ikurriñas y pancartas a favor de los presos etarras. El expreso recorrió ese camino acompañado de familiares y amigos que celebraron su salida de prisión en la ‘herriko taberna’.

El Ayuntamiento de Oñati, gobernado por EH Bildu, había anunciado en su web oficial y en redes sociales la puesta en libertad de Ugarte y de su llegada al pueblo.

Este era el segundo recibimiento festivo a un expreso etarra de este fin de semana. Anteriormente, la recepción se le ofreció a José Javier Zabaleta, `Baldo´, en Hernani. Durante el homenaje en Oñati hubo insultos y amenazas a los informadores que habían acudido a cubrir la recepción.

El Gobierno consideró “inadmisibles los hechos ocurridos este fin de semana en Hernani y Oñate”, ya que “el recibimiento de los presos etarras por parte de sus familias no puede convertirse en ningún caso en homenajes públicos, en los que se hace un reconocimiento del preso y se legitiman sus crímenes”.

La Delegación del Gobierno en el País Vasco ha formalizado este lunes su denuncia ante la Fiscalía, que a partir de ahora pondrá en marcha los mecanismos para averiguar si se ha podido cometer algún delito.