Compartir

El Gobierno ha rebajado la estimación de crecimiento del PIB hasta el 2,6% en 2018 y el 2,3% en 2019, lo que supone una rebaja de una décima con respecto a las previsiones anteriores en ambos casos.

Así lo explicó Calviño al término del Consejo de Ministros extraordinario que abordó el plan presupuestario que remite el Reino de España a la Comisión Europea, donde destacó que se trata de previsiones “prudentes y realistas”.

Además, apuntó que la rebaja con respecto a las anteriores previsiones se produce por una peor aportación del sector exterior, que pasa a ser negativa en lugar de positiva.

En cuanto al desempleo, las nuevas previsiones contemplan concluir 2018 con una tasa del 15,5% y que este indicador se reduzca hasta el 13,8% en 2019.

El Consejo de Ministros aprobó este lunes el plan presupuestario para 2019, que incluye una propuesta de déficit del 1,8% del PIB, frente al 1,3% heredado del Ejecutivo del PP y que es el único sancionado por las Cortes.

El Gobierno fija el objetivo de déficit para 2019 en el 1,8%

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que con este objetivo se busca “corregir el incumplimiento flagrante de las normas comunitarias y recuperar los derechos sociales que se debilitaron con el periodo de recorte del Gobierno anterior”.

El plan presupuestario que el Gobierno socialista remitirá a Bruselas contempla la consecución de un superávit primario y que el ratio de la deuda sobre PIB se reduzca el doble que los tres ejercicios anteriores.