Compartir

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha convocado reunión de la Mesa de la Cámara para este jueves a las 12.30 horas y espera información adicional del Tribunal Supremo sobre las consecuencias que la situación procesal de los diputados presos tendrá para el ejercicio de su función parlamentaria, con el fin de poder tomar una decisión sobre su suspensión.

Batet compareció en rueda de prensa en el Congreso tras ser recibida en audiencia por el Rey para comunicarle la constitución de la Cámara, y la próxima semana acudirá nuevamente para iniciar el trámite previsto en la Constitución de cara a la investidura del presidente del Gobierno.

Informó además de que nada más tomar posesión como presidenta del Congreso solicitó al Tribunal Supremo que informe a la Cámara de las consecuencias de la aplicación de la ley procesal para el ejercicio de la función parlamentaria de los cuatro diputados que están siendo juzgados y se encuentran en prisión preventiva (Oriol Junqueras, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez). El auto recibido, explicó, se refería solo a la sesión constitutiva, pero “parece adecuado” conocer cómo afecta esa situación a toda la legislatura, precisó.

Explicó que decidió pedir esa información en función de las obligaciones que el Reglamento del Congreso atribuye a la Presidencia, entre ellas interesarse por cualquier circunstancia que pueda afectar al ejercicio de las funciones de cualquier miembro de la Cámara, y “este es el caso, con toda claridad”.

Dejó claro que no tiene voluntad de “obstaculizar” ni “privar” de sus funciones a la Mesa, “todo lo contrario”, y que la cuestión se abordará en la reunión de este jueves, en la que todos sus miembros podrán expresar sus posiciones. En todo caso, Batet precisó que la función jurisdiccional pertenece exclusivamente al Poder Judicial, en este caso al Tribunal Supremo, dejando ver con ello que es a los magistrados a quienes corresponde determinar si esos diputados deben ser o no suspendidos, y a la Mesa le corresponderá, en su caso, materializar esa decisión y hacerla efectiva.

Precisó que no sabe cuándo responderá el Tribunal Supremo a su petición de información adicional, que en todo caso no dilata la decisión sino, más bien al contrario, pone en marcha ya el proceso adecuado para poder llegar “lo antes posible” a esa decisión. La Mesa, en su caso, podría solicitar un informe a los servicios jurídicos de la Cámara, pero será una petición “colegiada”, explicó.

Sobre la validez de las fórmulas de acatamiento de la Constitución elegidas por algunos diputados, entre ellos los independentistas, Batet afirmó que corresponde, en su caso, a los grupos parlamentarios iniciar el debate sobre la posibilidad de limitar esas fórmulas. En todo caso, lo aplicable hoy es el Reglamento del Congreso de los Diputados y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, y eso es lo que aplicó la Presidencia, subrayó, en la sesión constitutiva.

(SERVIMEDIA)