Compartir

Karavana busca resucitar el “verdadero rock & roll” de España. El grupo, que empieza ahora a crearse una imagen en directo, es muy ambicioso, pero muy consciente de que hay que tener los pies en el suelo y “no tratar de ser nadie”. Tocan en Cádiz el próximo y 26 de abril. Atienden a ‘QUÉ!’ en su paso por Madrid.

Pregunta: ¿Cómo empezó esta aventura?

Respuesta: Empezamos tocando sin ningún proyecto de grupo. Los que hemos nacido en Sevilla, somos amigos desde siempre, desde los tres años. Gonzalo nos conoció en Madrid. Jaime, el batería, se unió hace unos cuatro meses, formándose Karavana definitivamente. Todo surgió por diversión. Cuando empezamos a grabar, no teníamos en mente ni siquiera subir los temas a Spotify. El primer single lo subimos el pasado octubre de 2018. Después, en febrero de 2019, sacamos un EP. Nos empezó a picar esto de la música y ahora queremos llegar lo más alto posible.

P: ¿En quién se fija ‘’Karavana’?

R: Cada uno de nosotros tiene unas influencias. Estamos en tercero de carrera de ‘The Beatles’, por ejemplo. Sin embargo, sí es cierto que ahora mismo nos fijamos mucho en ‘TheStrokes’. Nos gustaría ser los ‘TheStrokes’ españoles. Nos ponemos las metas altas. Nos vamos a dar muchos golpes en la vida.

P: ¿Cómo funciona el grupo?

R: Cuando nos juntamos los cuatro, sale todo muy bien, así que toca apostar por nuestras metas en común. Las canciones las llevamos aprendidas a los ensayos. Ensayamos a partir de pequeñas maquetas digitales. Sin embargo, como te digo, cuando nos juntamos cambia todo, claro.

Grabamos y ensayamos en Madrid, por lo que el que vive en Sevilla se coge un AVE esa misma mañana para trabajar aquí y luego se vuelve.

P: Ser original a día de hoy es muy complicado…

R: Estamos más cerca de ‘BadBunny’ que de los ‘Hombres G’. Nos pasamos el día entero escuchando música, pasándonos música y compartiendo canciones entre nosotros. No nos encerramos en nada. Estamos en una fase en la que si algo nos gusta, buscamos meterlo en un tema. Casi sin quererlo, estamos consiguiendo un sonido que nos gusta a todos. En nuestro trabajo, siempre habrá temas diferentes, pero será porque cuando empezamos a componerlo nos gustó a todos. Somos fieles a bajo, guitarra eléctrica y batería. Picasso decía que los buenos artistas crean y los genios copian, ¿no?

No escuchamos reggaetón, excepto de fiesta. Antes que sonar a reggaetón, nos cortamos una pierna. En cuanto suena algo a ‘Taburete’, adiós canción.

El 70% de lo que triunfa a día de hoy es la imagen. Creemos que la imagen de cuatro tíos tocando música y disfrutando mola. Somos muy naturales. Hay muchos grupos que, con dos canciones en Spotify y mil escuchas en cada una, se lo tienen muy creído. Nosotros, aunque somos muy ambiciosos, tenemos los pies en la tierra. Nos gustaría que, quien nos conociera, nos viera como colegas.

No intentamos ser nadie, en realidad. Queremos ser nosotros mismos, tocando guitarra sucia. Aunque tengamos unas ambiciones y unas metas, somos muy conscientes de que no somos nadie. Si a alguien le gustamos, bienvenida y bienvenido. Sino, ¡chao!

Me gustaría que los hijos e hijas de nuestros amigos y amigas nos escucharan el día de mañana. No vamos a marcar una época, pero nos gustaría ser importantes. Nuestro público es de nuestra edad. Nos gusta sacar a la gente de nuestra edad de las discotecas. Somos más de quemar una guitarra en el escenario que de salir con un taburete y una guitarra a cantar ñoñerías.

P: ¿Próximas fechas?

R: El 26 de abril tocamos en Cádiz, después de pasar por Madrid. Los pasos que vienen ahora son tocar y componer. También hacernos una imagen en directo, claro. Se vienen cosas chulas, pero es pronto para contarlas.