Compartir

Tras consolidarse como el festival de música electrónica más importante de nuestro país, el Medusa Festival cierra un quinto aniversario de récord en Cullera, donde acudieron más de 300.000 personas.

UNA MAREA DE GENTE

Más de 300.000 personas vivieron una de las ediciones más multitudinarias del festival de música electrónica. Dato estratosférico si tenemos en cuenta la población de Cullera, 22.000 habitantes, por lo que dentro del recinto pasaron lo equivalente a la población del municipio marítimo multiplicado por diez.

 EL TIEMPO NO FUE UN PROBLEMA

Las condiciones climatológicas no fueron las más favorables, pero esto no quitó las ganas de fiesta a los 'meduseros'. Aunque fueron numerosos los relámpagos, los escenarios continuaron llenos de festivaleros, que continuaron disfrutando a pesar de la lluvia.

UN CARTEL ENVIDIABLE CON 67 HORAS DE MÚSICA

Sin duda, uno de los puntos fuertes del festival fue el cartel. Dj's de la talla de Marshmello, Carl Cox, Alesso, Dead Mau5 o David Guetta encabezaban una lista de artistas que hicieron brincar a los asistentes. La jornada musical se inició el viernes con Marshmello, que ya comenzaba a presenciar la numerosa asistencia y éxito que iba a tener esta quinta edición del Medusa Festival. El dj estadounidense le pasó el relevo a Alesso, quien puso punto y seguido al Viernes.
La velada del sábado fue un éxito, los 'meduseros' pronosticaban un lleno total con los djs Deadmau5 y Carl Cox y así fue. El escenario 'invaders' se quedó pequeño, nadie se lo quiso perder.
Pero lo mejor llegó el domingo, el francés afincado en Ibiza, David Guetta, puso broche y final al festival. Cientos de miles de asistentes abarrotaron el 'main stage', «Llevo dos horas esperando a Guetta», reconocía Carlos Puig, asistente al evento, «Me he comprado la entrada por él», afirmaba Sonia Estellés refiriéndose al francés. La sesión enloqueció al público y se cerró con el exitoso 'Like i do' y con la pólvora valenciana de Pirotecnia del Mediterráneo.
Aunque el francés se marchara, la fiesta continuó hasta las 9:00h de la mañana, djs como Wolfpack, Headhunterz o Adam Beyer pincharon para todos los que tenían ganas de más.

UNA DE LAS EDICIONES MÁS SEGURAS

La seguridad fue una prioridad, más de 750 agentes velaron por la seguridad de los más de 300.000 'meduseros'. Además, al igual que ya se ha podido ver en otros festivales de España, el Medusa Festival contó con un punto violeta para denunciar cualquier tipo de violencia de género