Compartir

La gran mayoría de los 300 españoles afectados por el terremoto que sacudió la isla indonesia de Lombok causando un centenar de muertos y centenares de heridos han abandonado el lugar del seísmo. No obstante, 50 de ellos han decidido quedarse en la isla, según confirmaron a Servimedia fuentes diplomáticas.

La Embajada de España en Indonesia y la Unidad de Emergencias Consulares siguen atentas y mantendrán activos sus protocolos.

El pasado 5 de agosto se produjo un terremoto en la isla de Lombok, a consecuencia del cual cerca de un centenar de personas han fallecido y miles se vieron afectadas, entre ellas numerosos turistas de distintas nacionalidades.

Desde el primer momento, tanto la Embajada como la Unidad de Emergencias Consular respondieron a las consultas de ciudadanos españoles que se encontraban en la zona y de familiares que solicitaban información desde España.

Para ello, se puso en marcha una lista de difusión a través de WhatsApp, mensajes en redes sociales y las siguientes direcciones de correo electrónico: 'emb.yakarta@maec.es' o 'emb.yakarta.sc@maec.es'.

Algunas de las consultas recibidas vieron demorada su contestación “debido a las circunstancias de un suceso de estas características y porque exigían realizar consultas previas a las autoridades locales”, según reconoció en su momento Exteriores.

El día 6 de agosto, el encargado de la Sección Consular se desplazó al aeropuerto de Mataran, en Lombok, para poder ofrecer asistencia consular 'in situ' a los españoles que lo precisaran y coordinarse con el punto de atención para ciudadanos de la UE, siendo la Embajada de España una de las primeras en haberse incorporado.

La Embajada ha realizado desde el principio y continúa llevando a cabo gestiones con las autoridades indonesias encargadas de la evacuación de los ciudadanos que se encuentran en la zona.