Compartir

El grupo alcarreño presenta Lo contrario de ninguno (Warner Music, 2018) el primer EP que, dentro una serie de publicaciones, formará un nuevo disco publicado en febrero de 2019.

P: Volvéis con un EP de tres temas. ¿Adaptáis vuestra música a las formas de consumo actual?

Dani Marco: La gente no escucha discos. La idea de volver con un EP es porque hacer que una persona se escuche un disco entero es complicado. Antes era lo normal, sí, pero el consumo cambia.

P: ¿Cuánto del estado vital de Despistaos hay en Lo contrario de ninguno?

DM: Las canciones nacieron de un lugar distinto al que parece. No hice las canciones pensando en el grupo, pero es cierto que si las escucho ahora sí lo parece. Parece que están hechas palabra por palabra para hablar de Despistaos, de su situación de cansancio y de su pequeña parada.

P: ¿En qué se vieron inspiradas entonces?

DM: Son historias personales mías, aunque puede que lo relacionase con el estado de la banda inconscientemente.

José Krespo: Yo creo que fue eso (risas). Hay frases que cuando las escuché la primera vez me recordaron a cuando Dani dejó su primera etapa en solitario para crear el grupo.

P: ¿Llegó a haber una propuesta de final para el grupo?

DM: De hecho, esa era la idea al terminar la gira con el disco anterior. Llegó un momento en el que incluso estábamos pensando en nuestros futuros proyectos y tocábamos canciones nuevas en las pruebas de sonido de Despistaos. Estábamos en estas historias; queríamos romper, hacer algo distinto y ver qué pasaba.

JK: Es posible que si hubiesen funcionado esos proyectos nuevos… quién sabe.

P: ¿Cuál fue el punto de inflexión que volvió a ilusionaros?

JK: Hubo un concierto de Dani en solitario donde el promotor le pidió que parte del repertorio fuese de Despistaos. Fui con él y vimos que la gente cantaba las canciones como el primer día. Creíamos que esas canciones estaban pasadas de moda y realmente nos estábamos engañando a nosotros mismos.

DM: Volvimos, llenamos dos veces en Madrid y no dejamos de tener sorpresas en festivales como el Sansan o el Arenal Sound. Ahí fue donde dijimos: “Vamos a meterle cariño”.

P: ¿Ha ayudado el auge del supuesto indie?

JK: Es pop-rock, pero lo llaman indie. Ha conseguido rescatar a grupos como nosotros que siguen tocando con banda. Mira lo que hacen grupos como Izal o Vetusta Morla, que son dos grupos que me gustan; hacen pop-rock con influencias más modernas a las nuestras y eso ha ayudado a que el esta escena vuelva a ponerse de moda.

P: Esta escena guarda cierta cercanía con lo tradicional y el LP, ¿cuándo veremos un nuevo disco de Despistaos?

JK: Está todo estudiado (risas). Un disco no funciona ahora mismo; envejecen muy rápido. Por eso hemos sacado un EP ahora, sacaremos otro con tres canciones nuevas en octubre y terminaremos sacando un disco completo en febrero. Ese disco tendrá los seis temas de los EPs y otros seis inéditos.

P: ¿Se escucharán dentro de diez años las canciones de Despistaos como ocurre ahora con las anteriores?

JK: Hacer hits que perduren en el tiempo es complicado ahora. La clave es conectar con la gente y es difícil porque tienen mucha música al alcance de su mano. Lo que si tenemos claro es que si dentro de diez años alguien escucha Física o química viajará al pasado por los buenos recuerdos que le trae la canción y la serie.

P: ¿A qué serie os gustaría poner banda sonora ahora?

DM: A mí me gustaría hacer la banda sonora de Safe. La vi la semana pasada, es del actor que hacía Dexter (Michael C. Hall) y está muy bien. Además, tiene un rollo de misterio muy guay. No haríamos una canción como Física o Química, pero estaría bien.

JK: Yo haría cualquiera (risas), aunque me quedaría con Sons of Anarchy o Narcos.