Compartir

En tan solo cuatro años han conseguido recorrer medio mundo y compartir cartel con Kendrick Lamar, Coldplay o Adele en los festivales de Glastonbury y Coachella. Profetas fuera de su tierra, las madrileñas Hinds preparan expectantes el lanzamiento de su segundo álbum.

Ana y Amber nos reciben en Costello Club (Madrid) instantes antes de iniciar el primer concierto en España de su nueva gira. Ade y Carlotta ultiman los preparativos. Confiesan estar nerviosas. No es para menos. Si con Leave me alone (2016) consiguieron estar en boca de medio mundo, ¿qué les deparará su futuro más inmediato con I don't run?

¿Qué tiene Hinds para gustar tanto fuera de España?

Preguntales mejor a ellos (risas). En realidad, aquí ni se hace ni se consume nuestro tipo de música y fuera sí. Fuera hay un mercado enorme y aquí nos meten dentro de la etiqueta enorme de indie.

En tres años habéis hecho más kilómetros que el baúl de la Piquer… ¿trayectoria corta pero intensa?

Me gustaría ver cuantos conciertos han hecho algunos grupos en diez años. Aun así, no creo que una carrera de cuatro años sea corta. Eso es algo que la gente no entiende en España.

Fuera hay gente sin discos publicados que son infinitamente más grandes que nosotras. ¡Mira a Wolf Alice, que acaban de sacar su segundo disco y son cabeza de cartel en todo el mundo! Aquí somos más de trabajar los contactos para conseguir algo, mientras que fuera se prima lo nuevo y lo virgen. Allí confían, como hicieron con nosotras.

¿A cuál de esos grupos nuevos debemos escuchar ya mismo?

Goodbye Honolulu (Toronto, Canadá), Gus Dapperton (Nueva York, EEUU) son dos grupos a los que deberías escuchar.

Volviendo al desarrollo de vuestra carrera: ¿imaginabais al principio un camino similar?

Nosotras no escogimos esta vida. Ella nos escogió a nosotras. Una vez nos empezó a pasar esto nos planteamos si seguir o parar, pero no lo imaginábamos. Al pillarnos tan jóvenes tuvimos la suerte de no tener grandes responsabilidades, lo que nos permitió invertir nuestro tiempo y dinero y aguantar bajo mínimos, porque es muy difícil ganar dinero.

Eso sí, creemos que cuanto más grandes nos hagamos fuera, más grandes seremos en casa. Somos muchos los grupos que estamos empezando a salir -como The Parrots o Los Nastys- y creemos que conseguiremos cambiar las leyes impuestas por los reyes del rock en España.

¿Influye también a este auge que la escena independiente nacional haya girado hacia lo comercial?

Ese circuito va a existir siempre y eso es genial, pero en el extranjero la etiqueta 'alternativo' recoge muchos más géneros. Allí hay una gran variedad de sonidos que, sin conseguir -ni querer hacerlo- los registros del pop, mueve masas.

Nosotras seguimos esperando a que la industria reconozca lo que lleva años pasando en las calles de Madrid. Nos tienen que tomar igual de enserio que a lo comercial.

¿Estamos ante una nueva 'Movida'?

¿Te imaginas que formamos parte de un movimiento y todavía no somos conscientes? (Risas) Tiene que pasar. España es el único sitio donde todavía no se ha dado ese reconocimiento, pero poco a poco, con la inercia, lo conseguiremos.

Sin embargo, hay movimientos que si están consiguiendo consolidarse entre la sociedad, como el feminista. Muchos de los que el otro día abogaban por la presencia de mujeres en el mundo del cine han soltado varios improperios hacia vosotras y vuestro crecimiento. ¿Cómo lo veis?

Es casi imposible que un grupo de cuatro chicas consiga triunfar en España. Sin la ayuda del público extranjero nos habríamos hundido. Siempre se ha atribuido nuestro éxito a hombres managers, a nuestro sello o al padre de Carlotta, por ejemplo. Es muy triste, pero hay gente que monta grandes películas y mentiras porque no pueden creer que una mujer esté a este nivel simplemente por su arte.

¿Qué es lo más fuerte que os han llegado a decir?

Hemos escuchado muchas cosas… entre ellas que tocamos mal aposta porque se nos está dando bien y así vendemos más.

Sin embargo, lo que hemos podido escuchar de vuestro próximo trabajo suena muy bien. ¿Qué podemos esperar en los próximos meses?

Está todo preparado para dentro de un año, pero mola mucho sacarlo poco a poco. Queremos que salga el disco ya porque estamos muy orgullosas, pero estamos disfrutando de ese momento en el que lo desgranamos por piezas.

En tan solo una frase, ¿lo nuevo de Hinds será…?

¡Rock! ¡Rock&roll! Lo vas a flipar, de verdad.