Compartir

José Marín, el cantante, y Carlos Gómez, el batería de Supersubmarina se encuentran fuera de peligro y evolucionan favorablemente. Así lo asegura el último comunicado hecho público por el management de la banda después de sufrir un terrible accidente hace 48 horas.

Pink House Management ha informado además en dicho comunicado que los demás integrantes del grupo, Jaime y Pope, y su road manager siguen estables y recuperándose de sus heridas.

El accidente tuvo lugar el pasado 14 de agosto sobre las 8:06 de la mañana en el kilómetro 168 de la N322 en el término municipal de Úbeda, según informa el diario de Jaén, cuando los miembros de la banda regresaban a su pueblo, Baeza, tras tocar la noche anterior en el Medusa Sunbeach Festival de Cullera (Valencia). La furgoneta en la que viajaban sufrió un choque fronto-lateral contra otro turismo.

El vocalista de la banda, José Chino, es el que ha llegado a estar más grave y tuvo que ser operado de urgencia por un traumatismo craneoencefálico. Por su parte, el batería, Juancar, sufrió un golpe en la cabeza y el abdomen.

Ambos continúan ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Jaén y están estables dendro de la gravedad.