Compartir

La cantante, que presentaba su nuevo single 'Formation', brilló con fuerza aunque también sufrió un pequeño percance. Durante la coreografía, en un momento en el que había que agacharse y dar un pequeño salto sobre el mismo sitio, todo con las piernas flexionadas, la cantante perdió el equilibrio por culpa de su botines de tacón y estuvo a punto de irse al suelo. No ocurrió porque Beyoncé dio muestras de estar en muy buena forma: dio un salto hacia atrás para no acabar en el suelo y mantuvo el equilibrio. 

Eso ocurre en el punto 2:48 de este vídeo y, como verás, como si nada hubiera pasado, la reina del rythm and blues se levanta y sigue su baile como si nada hubiera pasado. Solo su car de terror en el momento en que pierde el equilibrio la delata mínimamente…