Compartir

Miley Cyrus estrena videoclip y en esta ocasión ha decidido dar otra vuelta de tuerca a sus fórmulas de provocación: si últimamente explota una imagen salvaje y muy sexuada, en esta ocasión ha optado por todo lo contrario.

La cantante se mete en la piel de un inocente bebé que toma biberones y caramelos y juega en la bañera con un patito de goma.

Aunque a estas alturas nos cueste imaginar a Cyrus como la encarnación de la inocencia, lo cierto es que exprime al máximo sus dotes interpretativas para darle credibilidad al personaje. 

Se trata del tercer tema del quinto álbum de la cantante de 23 años, 'Miley Cyrus & Her Dead Petz'.