Quantcast

Shaila Dúrcal : “Me identifico mucho con Beyoncé”

Todo lo que tiene de alta, lo tiene de simpática. A ese nivel es ella de encantadora. La charla estuvo amenizada por los gritos de unos turistas alemanes, nos tuvimos que hablar con megáfono, pero todo bien.

Ya no hay películas como las que hacía tu madre, ¿eh?

Pues no, ya no las hay, tan blancas, tan transparentes… las cosas han cambiado, claro.

Luego vino el destape…

¡Claro! ¡Todos a destaparse! Ahora viene “el tape” otra vez…

Verte y mirarte es ver a tu madre, ¿te gustaría que te desvincularan de ella profesionalmente? Ir por ti misma…

Es normal que me comparen y me hace mucha ilusión, pero también es mi labor que entiendan que soy otra persona, otra generación y que vengo a ofrecer cosas diferentes. Lo que ella dejó es parte de ese pasado maravilloso y ahora tenemos un futuro que viene. ¡Quién sabe! Lo mismo cuando yo tenga un “baby” vaya a querer ser parte de esta industria y quede él o ella cuando yo me vaya.

En México tu madre era Dios…

Sí, sí. Allí tenían a mi madre como una reina, diosa de la música. La española más mexicana, era siempre el titular.

Hablando de titulares, ¿te entiendes mejor la prensa mexicana o la española?

Es diferente, en México prenden mucho de la prensa de aquí, espero que lo bueno porque luego hay mucha cosa mala. (Risas) Todo depende del enfoque que se dé, pero no quita que el cotilleo nos guste, todos somos cotillas.

Pero hay cotilleo y cotilleo, ¿no?

Aquí es un poco más agresivo, porque si hubiera equilibrio, todo va bien, siempre hay cosas malas y buenas. Pero si se centran solo en lo malo… Es algo ridículo porque no estás exprimiendo al máximo a ese artista que tiene la posibilidad de ayudar mucho en temas sociales.

Hay quien cree que los artistas deben dedicarse a ser eso, a ser artistas, dejando de lado asuntos sociales o políticos.

Yo creo que no porque tenemos un trampolín útil para muchas otras cosas, debemos aprovecharlo para difundir temas importantes. Es muy erróneo, quien diga eso es una persona muy ignorante, como también Rajoy dijo en algún momento que los artistas no sabríamos lo que es trabajar hasta que nos levantáramos a las 7 de la mañana. Pues nos levantamos y no solo eso, estamos despiertos toda la noche y hacemos muchísimas más labores a veces que las personas que tienen estas posiciones. Es algo bonito hacer cosas juntos, si todos nos lavamos las manos…

¿Cocinas?

No, poco… (Risas) No tengo tiempo y cuando veo el horno lo alucino, pero le echo salero a pesar de que muchas cosas vienen preparadas. Le echo un poco de aquí, de allí, sabor español, especias…

Eres salada tú, ¿eh? Te esperaba más sosegada…

No, no. ¡Hombre! Depende del momento, a veces soy más calladita pero luego me suelto el moño y disfruto. Soy una loca, pero en el buen sentido.

Todo el día de viaje, ¿cuántos libros podrías escribir?

¡Uy, una Biblia! Te pasa de todo pero las cosas malas las borro. Mira, la primera vez que me subí a un escenario a cantar se me atascó un tacón entre dos grietas. ¡¡¡No pude sacarlo en toda la canción!!! Al final no pude más y lo explique, solamente bailaba de cintura para arriba. ¡Qué pensarían de mí! Todos nos empezamos a reír cuando lo conté porque tuve que desabrocharme los zapatos, tirar de ellos. En fin…

Llevas relacionada con México ni se sabe, no tienes nada de acento.

Cuando estoy con gente mexicana sí que me salen algunas palabras. He estado en Miami, Los Ángeles, México… ¡Tengo un lío! Ahora estoy con los cubanos… ¡Imagínate! Son ellos en México los que se parten conmigo cuando digo cosas de ellos con mi acento español. Mi marido tiene unas cosas españolas que te partes, sobre todo las palabrotas… Allí el acento es más dulce, aquí somos más brutos, dicen que estamos cabreados todo el día. (Risas)

¿Harás cine?

No he hecho, pero es una espina que tengo clavada, siempre he tenido ganas. Cuando haga una película me involucraré yo de alguna forma, en la dirección, la producción… me encantan los entresijos. Soy muy creativa, hija mía, tengo que sacarlo por alguna parte. Contaría la historia de mi madre desde otra perspectiva, no voy a decir nada, que me quitan las ideas.

La historia de tu madre a la televisión ya se ha llevado.

Sí, pero han contado lo que han querido. Quiero hacerlo yo de manera muy personal, pero ahora estoy pendiente de mi carrera.

¿Qué es lo que más aprecias de una persona en un primer momento?

En la energía, la actitud… es una primera impresión donde ves con qué ojos ve la vida. No me gustan las actitudes negativas de las personas. Creo mucho en el karma, si tú das mal, mal te va a venir. Soy una persona positiva, a pesar de mis porquerías, que también las tengo.

En este disco sí que has sido dueña y señora de todo, ¿no?

Bueno, siempre lo he sido porque tengo un carácter… ¡Cómo para pasar por encima de mí! (Risas) Hemos hecho el disco en pijama, en casa. Es un trabajo con picardía, para mujeres de carácter como las de hoy.

Tengo la impresión de que en México las mujeres siguen siendo muy machistas…

No creas, las cosas han cambiado. Antes sí que eran muy machistas, el hombre era el hombre, claro, el hombretón nos tiene que proteger. Pero la evolución no quita que no deba ser así, tienen que defendernos, abrirnos la puerta… que a veces se olvida mucho. Pero también deben respetar que las mujeres tenemos una manera de pensar y que le damos otra visión a la vida. Ellos lo ven blanco y nosotras beige, blanco, perla, crudo… muchos colores. Cada día hay más mujeres poderosas en el mundo que tienen sus empresas, triunfan… y hay hombres que se mueren del susto.

¿Con quién quieres cantar de verdad de la buena?

Con Beyoncé, me identifico en muchas cosas con ella, las dos somos Virgo. La sigo muchísimo y pago una pasta por verla, el oro y el moro, lo que haga falta.

¿No te piden que canturrees un poco de flamenco siendo española?

Sí, me encanta el zapateo, babeo y disfruto pero mi garganta no está hecha para eso, me hago daño.

¿A quién has conocido que te ha impresionado?

Y me sigue impresionando, Ricky Martin, es un amor. Es el artista más humilde que conozco, cariñoso y es como el vino, madura y está muy guapo.

Comentarios de Facebook