jueves, 13 agosto 2020 8:38

Maldita Nerea triunfa en La Riviera, el lugar en el que empezó todo

Era una jornada bonita. Tocar en Madrid, en la sala 'La Riviera', donde había empezado todo hace ya unos cuántos años y con un público completamente entregado. Sin embargo, a Jorge Ruiz, alma mater de Maldita Nerea, no se le veía del todo feliz. No lo era porque ni en el concierto de ayer ni en los dos anteriores del recinto de la capital pudieron entrar menores. Decenas de fans que se quedaron a las puertas- y nunca mejor dicho- de ver y escuchar al poeta que tienen por inspiración. 

Una legislación “absurda”- como gritó a los cuatro vientos el murciano- que había fastidiado la ilusión de sus quinceañeras. La suya, también pero no dudó en mirar dentro de todos y cada uno de los que estaban en 'La Riviera. Y eso es lo que consiguió durante las dos horas largas de concierto. Precisamente Jorge arrancó la noche con el single que da nombre a su último disco, 'Mira Dentro', una canción que despertó del letargo hasta el más perezoso del lugar. 

Aunque el público empezó frío poco a poco se fue calentando con canciones míticas de trabajos anteriores como 'No podíamos ser agua', 'Piedra, Papel o Tijera', 'En el mundo genial de las cosas' o 'Cosas que suenan a triste'. Los fans más fieles del Maldita Nerea también disfrutaron con los temás más pegadizos del último trabajo como 'Perdona si te llamo amor', 'Lo que tu prefieres', 'No pide tanto, idiota' o 'Te merece la pena'. 

Dando rienda suelta a la improvisación, Jorge Ruiz y el resto de integrantes del grupo optaron por tomarse un respiro, un respiro en el cual a todos los presentes les pareció escuchar de fondo a Rosendo y 'Maneras de Vivir' y tornarse al murciano en un monologuista de 'pro' al estilo de Dani Rovira. 

Tras ese impás que sirvió para coger fuerzas, los últimos minutos de concierto se convirtieron en torrente de emociones que subieron el caudal del cercano Manzanares. Cómo no, no podía faltar un clásico del movimiento Maldita Nerea, 'El Secreto de Las Tortugas', donde La Riviera echó a volar… para unos minutos más tarde aterrizar dando tumbos por Madrid con 'Tu mirada me hace grande'. 

A Jorge esas miradas le engrandecen pero ayer le faltaba algo para decir aquello “de Madrid al cielo”, la de esos jóvenes que no pudieron pasar. A ellos les debe una y promete volver y devolver la ilusión en 2015 en Las Ventas o en el BarclaysCard Center. Pase lo que pase, queda claro que Maldita Nerea, como bien titula una de las canciones de su último trabajo, nunca estará sola.

Artículos similares