Compartir

Este 2014 se cumplen 10 años del último disco con canciones nuevas de Lichis, el que fuera la cara más visible de La Cabra Mecánica, y seis desde que dijo “hasta luego” con un disco recopilatorio titulado 'Carne de canción'. Después se atrevió a formar parte de La Pandilla Voladora, aquel 'súper grupo' que formaron Muchachito, Albert Pla, Lichis, Tomasito y El Canijo, y sobrevivió a la experiencia. Y ahora, después de un tiempo 'alejado' de los mentideros, sorprende con su debut en solitario, un disco en el que Miguel Ángel Hernando Trillo, alter-ego de Lichis, apuesta por el rock y el blues, que ha grabado en Nueva York y que ha titulado 'Modo Avión'. 

“Ha habido una evolución de una parte de La Cabra Mecánica hacia esto, porque La Cabra tenía también su vertiente rock y blues, pero la que la gente conocía era la más rumbera”, comenta Lichis. Y apunta: “Yo lo describiría como la misma vieja dama, con ropa nueva”.

El título, 'Modo Avión' explica Lichis que se debe “un poco a esa sensación de estar y no estar”. Según destaca el propio autor, “el tono de las letras tiene más que ver con temas propios del country, las canciones hablan de grandes naufragios, de una etapa de soledad y desconexión”. ¿Así se ha sentido él antes de sacar el disco? “Sí y no”, responde. “En La Cabra Mecánica intentaba hacer un retrato costumbrista de lo que había a mi alrededor y este disco más personal que eso”.

En otras palabras, 'Modo avión' refleja “un poco las diferentes crisis de la sociedad en que vivimos, cómo yo lo interpreto y lo veo, porque por un lado tenemos una crisis económica enorme, que se mezcla con la filosofía de que si no tienes nada es porque no has jugado bien tus cartas”, dice Lichis.

Y luego está la corrupción, que en estos días está experimentando (esperemos que no vaya a más) su máximo apogeo. Aunque no lo ve así Lichis. “Todo lo que está pasando no es nuevo, pasa desde hace años, lo que pasa es que ahora cada mes descubrimos un caso nuevo“, señala.  

En este sentido, entiende positivo que aparezcan fuerzas nuevas, como Podemos, “que abre nuevas vías y rompe con el bipartidismo que hay”. A pesar de todo, la fuerza que lidera Pablo Iglesias le despierta “una terrible desconfianza, igual que cualquier otro movimiento político”. 

En esa 'filosofía' a la que hace referencia un par de párrafos atrás, que Lichis compara con “la de los yuppies de los ochenta”, profundiza en uno de los temas del disco, 'Dinero por nada', compuesto a medias con Fernando Polaino (“en el disco hay cinco temas compuestos a medias, es una experiencia muy rica”, dice). “Habla de la falta de lealtad hacia uno mismo y hacia los demás”, sostiene Lichis. Y añade: “Me da la sensación de que hemos sido educados como pequeñas empresas, para que consigamos siempre beneficios, y eso nos vuelve un poco paranoicos a todos”.

NUEVA YORK Y LOS MÚSICOS DE MODO AVIÓN

“Modo avión” fue grabado en Nueva York, entre Brooklyn y Manhattan, con Joe Blaney de productor y una plantilla de músicos de primer orden: Marc Ribot y Jim Campilongo en la guitarras, Andy Hess (Gov't Mule, Black Crowes) al bajo, Pete Thomas (batería de The Attractions de Elvis Costello), el teclista Brian Mitchell y el percusionista y batería Jerry Marotta (hermano de Rick, habitual junto a Peter Gabriel, Indigo Girls, Orleans o Hall & Oates). Y David Mansfield, que ha tocado violín, mandolina, guitarras o pedal steel para Dylan, Bruce Hornsby o Lucinda Williams. Ted Jensen (Santana, Norah Jones, Billy Joel, Talking Heads…) masterizó el disco en Sterling Sound (NY) y el ilustrador catalán Max Capdevila ha sido el encargado del diseño del álbum.

¿Por qué se fue a Nueva York?”Mi idea era haber trabajado con Ricky Falkner, que es un productor que me encanta, pero después, hablando con Joe Blaney, me dijo que todos los músicos que participan en el disco estarían por la ciudad en invierno y que podían estar libres para la grabación, así que le dije a Ricky que lo sentía mucho, pero tenía que ir”, explica Lichis. La experiencia, concluye, “ha sido una pasada a nivel profesional y humano”.