sábado, 19 septiembre 2020 21:45

Andy & Lucas: “Seguimos ganando bastante dinero”

El disco ha sido grabado entre Madrid y Cádiz. Teniendo en cuenta que sois de Cádiz, ¿Se podría decir que Madrid es vuestra segunda 'casa'? ¿Os sentís a gusto aquí?

Sí, claro, siempre lo decimos y así nos sentimos. Aquí tenemos muchas amistades y cuando no estamos en Cádiz estamos en Madrid por trabajo y la verdad es que a veces, si nos podemos quedar algún día para estar con amigos o si podemos aprovechar, lo hacemos. Así que se puede decir que sí, que es nuestra segunda casa.

¿Qué expectativas tenéis de la gira?

La verdad es que son buenas. Son buenas porque con lo que nos estuvo cayendo en 2012 y 2013, que ha sido bastante chungo, el 2014 está viniendo muy bien. Estamos yendo pasito a pasito y está saliendo todo muy bien, nos están saliendo bastantes galas y bueno, a día de hoy tenemos en verano cerca de 30 bolos cerrados, o sea que no está mal. Entonces, pues contentos y aprovechando la situación, que nos está viniendo mejor que estos dos años pasados y a disfrutarlo, sobre todo.

En cuanto al estilo del nuevo disco, hemos visto que al pop flamenco se ha unido un toque latino en algunas de las canciones debido a las colaboraciones de Carlos Baute, Andrés Cepeda y Nicolás Mayorca, ¿a qué se debe este giro en el estilo?

La idea del disco es recuperar los inicios para darle un homenaje a nuestros fans aquí en España, pero también con la excusa de sacarlo en Latinoamérica, que es lo que se ha frenado. Estamos buscando fechas y a ver cómo lo hacemos y por dónde entramos. De eso se está encargando Sony y esperemos que antes de que termine el año podamos sacar el disco en algún país de Latinoamérica y empezar a trabajar allí como empezamos aquí y abrirnos un pequeño mercado o si se puede, sacar allí una minigira y no saturar el panorama musical aquí en España, a nuestro público.

Así que un objetivo a corto plazo para Andy & Lucas es abrirse mercado en Latinoamérica…

Si, hombre, abrirnos allí un hueco y como he dicho, no estar todo el año trabajando en España, porque antes se trabajaba bastante en España, cada grupo hacía 80 o 90 conciertos y podía vivir todo el año. Ahora, se tiene que estar trabajando todo el año para hacer 40 bolos. No hay que quemar al público y qué mejor oportunidad que trabajando en Latinoamérica, como muchos compañeros nuestros hacen. Es lo que nos gustaría y es una meta que tenemos ahí. No sé si llegaremos a cumplirla, pero nosotros intentarlo, lo vamos a intentar.

Las letras de Andy & Lucas hablan mucho de amor y algunas son muy melancólicas. ¿Habéis tenido muchas decepciones amorosas?

No muchas, hemos tenido algunas o las normales, lo que le puede pasar a una persona en su vida amorosa. Sí es verdad que nosotros los temas que hacemos, que componemos, también vienen reflejados en las cosas que le han pasado a algún amigo o amiga, e incluso alguna historia que nosotros hemos inventado y va un poco por ahí todo. En muchos discos nuestros solemos meter algún tema social y nos gusta comprometernos. Pude caer mal o no, pero a nosotros no nos gusta ver un problema y mirar para otro lado. Si podemos ayudar o podemos solucionar ese problema, pues mejor. Esa creo que es la actitud para ayudarnos los unos a los otros

Una de las canciones que os lanzaron a la fama y que habéis incluido en este álbum conmemorativo es 'Y en Tu Ventana', en la que aparece el tema del maltrato de género. ¿Cuál fue el motivo que os llevó a crear esta canción? ¿Pretendíais reforzar la concienciación social hacia esta lacra?

Eso fue en nuestro primer disco, en 2003, y la idea fue principalmente de Lucas. Lo que veíamos en la tele, que a nosotros nos sorprendía y por desgracia está a la orden del día y por más que se intenta solucionar no se logra acabar con este grave problema. Con 19 años que teníamos nos sorprendía ver en la televisión que mataban a mujeres y caía una y otra… Así surgió la idea.

Cómo recordáis vuestros primeros conciertos? ¿Se viven con la misma intensidad después de 10 años?

Al principio, nosotros siempre teníamos los nervios y el miedo escénico, un poco la novatada. Ahora, te puedo decir que nos subimos a un escenario y seguimos teniendo nervios y lo pasamos bastante mal porque muchas veces tenemos que recibir antes del concierto al alcalde o al concejal que nos haya contratado o muchas veces, vayamos al sitio que vayamos, tenemos que recibir a alguien y quieren hacerse con nosotros una fotito, les firmamos autógrafos… Eso es el protocolo, como decimos nosotros, que hay que hacer siempre porque es obligatorio y a nosotros no nos cuesta trabajo, lo único que antes de salir a cantar estás nervioso y estás tenso y hay gente que a lo mejor no lo puede llegar a comprender. Todavía es un momento difícil de nuestro trabajo, pero sabemos a lo que estamos y no llega a ser un problema grave.

Este álbum es una celebración al décimo aniversario en el mundo de la música. ¿Cuál es el secreto de permanecer tanto tiempo juntos como dúo?

Lo primero, es que tenemos los dos las cosas muy claras y este es el pan de nuestra casa y lo que nos gusta hacer. Si en algún momento hemos tenido alguna diferencia, la hemos intentado solucionar. No te voy a decir que seamos los dos mejores amigos del mundo, porque sí es verdad que tenemos los dos mucho carácter y somos muy cabezones, pero siempre llegamos a un acuerdo. Tenemos muy claro que este es nuestro trabajo y el día que nos separemos será porque nuestros fans no nos compren más discos, porque por nosotros, no. Yo no voy a ser el tío tonto de turno que voy a separarme de mi compañero porque él meta tres temas más que yo en el disco como autor y yo imagino que Lucas piensa igual. Nosotros, siempre que lo hemos hablado, lo hemos tenido muy claro. Lo que no vamos a hacer es separar una empresa, como decimos nosotros, que se ha creado, que en este caso se llama Andy y Lucas, por el interés individual de cada uno. Esto es un equipo, esto es un grupo y ni yo soy nada sin él ni viceversa. Es lo que tenemos claro y esa es la fuerza que tiene este dúo. Podemos tener bajones, un día yo estoy peor y él está otro día por situaciones personales, pero lo tenemos muy claro. Gracias a Dios, con los tiempos que corren, seguimos ganando bastante dinero y gracias a nuestro trabajo también podemos ayudar a nuestros familiares. Como muchos parados que hay en España, en nuestras familias también los hay. Somos lo suficientemente maduros como para poder llevar esto adelante y yo creo que es el secreto. A parte del trabajo que hacemos a la hora de preparar un disco, que eso también es principal. Si no se tienen temas buenos, la gente no te compra el disco o no te sigue.

A parte de la empresa musical que os une, ¿también hay una amistad?

Si, hombre, claro. Nosotros nos conocemos desde que tenemos siete años y hemos estado en diferentes cursos juntos. Hemos vivido muchas cosas a parte del trabajo porque, ya te digo, nosotros podemos discutir dentro del trabajo y fuera del trabajo no tenemos nada que ver, somos amigos de toda la vida. Lo que pasa es que dentro del trabajo es donde vienen los problemas. Es donde puede existir el que yo quiera llevar una camiseta de un color, él de otra, que este foco no me gusta, que el sonido este tampoco… Ahí es donde vienen los problemas, pero nosotros fuera del trabajo no te digo que nos vayamos con nuestras parejas a comer ni al cine, porque ya nos vemos durante los 365 días del año, prácticamente la mitad, pero por ejemplo en Navidad estuve en su casa con su familia. Si nos lleváramos mal, te puedo asegurar que no muchos grupos irían a cenar uno a la casa del otro. No te voy a engañar, tenemos nuestras cosas, 'pisha', pero como todos los grupos. Hay grupos por ahí que no se hablan y siguen trabajando. No es el caso nuestro. Nosotros, cuando nos peleamos, nos peleamos y si discutimos, discutimos, pero solucionamos el problema y borrón y cuenta nueva, como decimos nosotros. Si yo tuviera que guardarle rencor por cosas que me han pasado con él o a él conmigo, mal lo llevaríamos. Vamos, que yo no podría trabajar así. Prefiero irme ahora mismo al paro, vamos… Porque somos así, tenemos ese carácter. Solucionamos los problemas como personas mayores que somos, como tíos adultos y para adelante. Somos vecinos y si a mí me hace falta un favor y te lo puedo dar… Te puedo asegurar que hace dos años tuve un problema personal y él fue el que me ayudó. Ni mánager, ni nadie, él fue quien me ayudó. Lo que pasa es que claro, eso lo sabe él y lo sé yo. Entonces, hay gente que nos quiere separar pero ellos no saben lo que pasa dentro de nuestras casas.

¿Puede haber Andy sin Lucas?

No creo, no sé, no te puedo decir que si esto se fuera al garete… Es tontería, yo lo que mejor sé hacer, igual que Lucas, es la música y si nos separáramos algún día, que espero que no, yo no sé lo que haría, pero principalmente me inclinaría por seguir haciendo lo que me gusta, que es cantar y componer. Lucas imagino que haría lo mismo, pero no creo que llegara a suceder. Algún día a mí, que eso sí lo sabe él, sí me gustaría hacer un disco de flamenco, pero como afición, no profesionalmente ni dedicarme a ello. Yo como estoy, estoy perfecto y no tengo por qué cambiar ni mi estilo ni mi vida. Lo que pasa es que claro, no se puede decir 'de este agua no beberé' cuando no sabemos lo que nos puede pasar el día de mañana. Tiene que ser algo muy grave para que nos separemos, vamos, tiene que ser algo muy chungo.

Empezasteis muy jóvenes vuestra carrera musical y ya lleváis diez años cosechando éxitos, ¿cómo os veis en un futuro, dentro de otros diez años, por ejemplo?

Espero que sigamos peleándonos en la carretera y sacando discos y luchando por lo que más nos gusta. Ojalá estemos así dentro de diez años. La verdad es que es complicado, ya no por lo que nosotros queramos hacer, sino porque es que no se venden discos, entonces, lo que es sacar discos, yo creo que va a durar muy, muy poco, o se van a mantener los que suelen vender 100.000 o 200.000 ahora, pero lo veo complicado. Lo que sí veo es que al final vamos a tener que montar nosotros nuestra propia oficina de mánager y nosotros grabarnos nuestros propios discos porque no se venden discos y las discográficas no tienen el dinero que hay que tener para hacer una promoción y eso es una cadena. Muchos grupos y artistas se han montado su propia oficina de mánager y ellos mismos se graban sus discos. Ojalá que no, ojalá me equivoque y todo siga, por lo menos, como va ahora, pero la industria del disco va para abajo y veo complicado que siga la cosa como iba en años anteriores.