lunes, 28 septiembre 2020 12:28

AmyJo Doh(erty), la hermana española de Pete

AmyJo Doh vive en Madrid desde hace ocho años. Habla bien castellano. “Pero tengo mucho acento”, lamenta ella. 

Dice que llegó un poco por casualidad. Que su intención era ir a México. “Pero encontré un trabajo que incluía un curso de español por seis meses y me quedé”. Porque de Madrid, asegura, le gusta todo: “La ciudad en sí misma, caminar por las calles pequeñas, por el centro. Nunca me aburro de caminar. Y la luz…”.

AmyJo Doh presentó ayer su disco 'Shake it' en un céntrico local de la capital: el Museo del Jamón de la calle Mayor. Un evento para invitados y prensa que ya tiene fechas hasta noviembre por distintas ciudades. 

El tour arrancará en Murcia y pasará por Madrid, y ha cancelado Valladolid por desacuerdos con la sala. “La sala Black Pearl cambió las condiciones en el último momento y tuvimos que cancelar”, protesta.

En cuanto al Museo del Jamón, hay una explicación: AmyJo Doh le ha escrito una canción. Una oda a un paraíso en la tierra. “Viví en Malasaña y hay un Museo del Jamón cerca de plaza España, así que un día acabé ahí”, explica. “Yo soy muy carnívora y lo de estar tomando una caña en un sitio con jamones colgados y encima te ponen una tapa ¡moooola! ¡Oh my god!, yo pensaba que estaba en el cielo”.

Visita del hermanísimo

Cuando Pete Doherty visitó Madrid aquel lunes de agosto, lo hizo por su hermana AmyJo. Regresaba de una gira por Australia y tenía fecha en Barcelona. Así que llamó a su hermana y le pidió que buscara “sitio” en Madrid.

El concierto se programó en la sala Costello y la calle Caballero de Gracia se atascó. Pete Doherty sigue levantando pasiones.

AmyJo dice que no quiere tanto. “Quiero esto, que alguien me pague por escribir en espanglis, ¡de puta madre!”, comenta. Luego, añade: “Además, estoy en una edad… no demasiado mayor, pero sí me apetece una experiencia un poco más tranquila. Salgo y me gusta la fiesta, pero no tanto como antes”.

¿No quiere saber nada de la fama Doherty? “No, no, no, para nada. Es un agobio. Ahora cuando pienso en el dinero que podría sacar… (risas). Pero no. Yo no estaba preparada y estaba buscando mi sitio. Ahora estoy muy bien donde estoy, con mi banda de puta madre y tenemos un sonido del que estoy muy orgullosa. ¡Encima les gusta poner panties!”.