Compartir

Seguridad Social cumple 30 años en escena (musical) y lo celebra con un disco recopilatorio, 'Por Siempre Jamás', grabado en directo (la mayoría de las canciones) y con amigos. Porque a lo largo de estas tres décadas, sostiene el cantante José Manuel Casañ, “se hacen más amigos que enemigos”. De los últimos cree que haberlos, como las meigas, haylos, pero suelen ser “enemigos ocultos”. En parte, por el espíritu de Seguridad Social: “Somos más de hacer amigos”, afirma Casañ.

Además de hacer amigos, Seguridad Social ha vivido a lo largo de estas tres décadas muchas cosas. Tantas, apunta Casañ, como han ocurrido “en la historia de España o de Europa”. Pero la banda de Valencia, y en especial su cantante, se queda “con lo mejor”. A saber: 20 discos, con éste, publicados (“momentos escalonados que me han servido para reafirmarme y sentirme seguro como persona y como artista, porque son canciones en su mayor parte autobiográficas”); el éxito de 'Chiquilla' en 1992 (“sirvió para que pasáramos de ser un grupo prometedor a que ganáramos la Champions”); la primera gira por Francia en 1989; el viaje a Berlín (“llegamos cuando acababa de caer el muro y pasamos al Berlín oriental”); el viaje a Nueva York en la primera mitad de los 90… Y así, suma y sigue.

Los noventa, unos años “potentes”

Si tiene que elegir una época, Casañ se queda con la década de los noventa. “Para nosotros fueron los más potentes”, asevera el cantante. “Fue nuestra época de reventar fuerte”, añade.

A pesar de todo, Casañ insiste en que Seguridad Social tiene “los pies en el suelo” y por eso no es una banda “muy nostálgica ni mira mucho al futuro”. Su razón de ser, sostiene el cantante, es el directo. “Empezamos por divertirnos y ahora somos profesionales, pero con las mismas ganas de pasarlo bien”, apostilla.

“En los 80 íbamos de cara a algo y ahora vamos de espaldas a algo”

En su particular viaje al pasado, José Manuel Casañ repasa sus inicios, que tuvieron lugar en la época de los 80. Ni en sus “mejores sueños” habría imaginado Casañ estar haciendo esta entrevista ahora. Y entonces, espeta: “Esta época me recuerda a los 80, en el sentido de que los 90 fueron muy golosos para la música en general y ahora, menos”.

Metidos en harina, vamos a los orígenes de Seguridad Social (la banda de la localidad valenciana de Benetússer, por si todavía no ha quedado claro). Su primer concierto fue “en un garito de Benetússer llamado Chaplin”, recuerda Casañ. “No cabía mucha gente, unas 200 personas; se llenó la sala, acabó la gente fuera y se cortó la calle, así que vino la Guardia Civil y se canceló el concierto”, relata.

El nombre se lo pusieron, cuenta Casañ, porque la banda se presentaba a un concurso de maquetas y quería “un sonido rotundo”. ¿Rotundo? “Sí, porque no teníamos padrino y queríamos sonar fuerte; en aquellos años la Seguridad Social estaba por los suelos, también pensábamos que era algo obsoleto y mira”.

Explica entre risas Casañ que el grupo se autobautizó “a las puertas de un ambulatorio”. Y la sorpresa llegó cuando vieron quiénes eran sus competidores en el citado concurso. “Unos eran Vanguardia Civil y otros, agárrate, La Polla Récords… ¡y nosotros queríamos impactar!”, recuerda. 

Lo que sí han conseguido es llegar hasta aquí. Pero, ¿cómo estamos de recortes? ¿han llegado también a la Seguridad Social de la música? “Recortes nos han llegado de todos los colores, pero también reconozco que en los 90 se abusó mucho entre todos; ahora, yo sigo siendo positivo”, sentencia Casañ.

'Por Siempre Jamás'

'Por Siempre Jamás', un disco de canciones desnudas (“como si estuviéramos en mi casa en mi cumpleaños y uno pilla la guitarra, otro el cajón…”) y la mayoría de ellas se grabaron el pasado 15 de mayo en el Auditorio de Alicante. Otras, las menos, se grabaron en el estudio. Entre la lista de ilustres colaboradores están Bunbury, Carlos Tarque, Javier Ojeda, Raúl Pulido, Soledad Giménez, Carlos Segarra, Carlos Goñi, Estelares y Panóptica Orquesta.