Compartir

Habíamos hablado de ello: este año se cumple medio siglo del lanzamiento del primer álbum de estudio de The Beatles. Y como era de esperar en todo lo relacionado con los cuatro 'melenudos' de Liverpool, ha habido homenaje. Probablemente más de uno. Pero el que aquí interesa es el que tuvo lugar ayer en Madrid, en la sala Joy Eslava.

La flor y nata del pop independiente español se subió ayer al escenario de la mítica sala para marcarse unas dos horas de concierto con única y exclusivamente canciones de The Beatles. Ahí es nada. ¿La sala? Abarrotá, parafraseando al dúo sacapuntas. Y en el público 'beatlemaniacos' de todas las edades, gustos y sexos.

Los primeros en salir a escena fueron Pasajero, que arrancaron con 'Revolution' y luego se marcaron 'Something'. Luego tomó el testigo Aurora con 'Blue Jay Way' y de ahí a Miss Caffeina, que en el reparto de temas se quedaron con 'Taxman' y 'I'm Only Sleeping'.

Para Smile (que hoy estrena disco) fueron 'Mother's Nature Son' y 'All You Need is Love', mientas que Nora Norma interpretó 'She Came Through The Bathroom Window'.

Rufus T Firefly aportó por 'Tomorrow Never Knows' y Mucho, por 'Old Brown Shoe'.

Para Georgina fue la maravillosa (en versión original) 'Across The Universe' y Rubén Pozo interpretó 'Julia' a solas. Luego compartió con Sidonie 'Love Do' y cuando se bajó del escenario, el trío se marcó 'Rain y If I Need Someone'.

Llegado este momento se preveía ya el desfile, uno detrás de otro, de los grandes nombres de la noche: Rozalén ('Get Back'), Tuya ('I'm The Warlus'), Coque Malla ('Every Little Thing' y 'Why Don´t We Do It In The Road'), Marlango ('When I´m 64 y Blackbird'), L.A. ('Girl'), Russian Red ('It's Only Love y I've Just Seen a Face') y, como guinda de la tarta, Los Coronas ('Don't Bother Me' y 'Day Tripper').

Orgía beatlemaniaca para todos los públicos, por más que algunos puristas se hayan disgustado.