Compartir

La incertidumbre se cernió sobre el evento después de que el montaje de las infraestructura, previsto para la semana pasada, se retrasara debido a un problema con el pago a proveedores derivado de la situación de concurso de acreedores por la que atraviesa la empresa organizadora Maraworld.

El montaje finalmente arrancó el pasado lunes, despejando dudas y dando paso a que se hable de lo que al final realmente debe importar en un festival: la música. Pese a no ser el único atractivo del Festival Internacional de Benicàssim, ya que los miles de británicos que se desplazan hasta la provincia de Castellón dan buena cuenta de los placeres playeros y gastronómicos que ofrece la costa, los diversos estilos de música serán los protagonistas de la cita musical.

En su edición número 19, el FIB presenta uno de los mejores carteles de su historia, según las palabras de su director, el irlandés Vince Power. Durante los últimos años han desfilado por las tablas benicenses “dinosaurios” internacionales, como los septuagenarios Bob Dylan en 2012, Leonard Cohen en 2008 y otras bandas veteranas como New Order (2011).

Este año, la banda escocesa Primal Scream, fundada en los ochenta, trae a partes iguales veteranía y un nuevo trabajo al FIB, 'More Light'.

Aunque con muchos menos años encima que los anteriormente mencionados, los californianos Queens of the Stone Age llegan a Benicàssim como uno de los mayores reclamos que, después de un parón, han contentado a su fans con un nuevo y contundente trabajo que bien ha valido la espera de cinco años, 'Like a Clockwork'.

Sobre la poderosa eficacia y la elegancia de otro de los cabezas de cartel, The Killers, solo cabe decir que este grupo regresa al festival después del estreno en solitario de su líder, Brandon Flowers, con 'Flamingo en 2010' y tras publicar el cuarto álbum de estudio de la banda 'Battle Born'.
Para que no se enfaden los habitualmente “cabreados” hermanos Gallagher, después de que Noel formara parte del cartel de 2012, este año no se podía hacer el feo a Liam y traerá a su banda Beady Eye para interpretar su segundo trabajo, “Bee”.

Unos habituales ya del FIB, Artic Monkeys, han demostrado con el adelanto de su último trabajo que la banda merece estar en negrita en las letras del cartel. Los de Sheffield publican nuevo disco en septiembre y el primero de los singles, 'Do I Wanna Know', que cuenta con unos coros depurados, es una muestra de un álbum, que en palabras de Josh Homme, líder de Queens of The Stone Age, será “bailable y sexy”.

Otra de las propuestas más apetecibles será la de Beach House. El dúo de Baltimore ofrecerá en directo uno de los mejores discos de 2012, 'Bloom', una propuesta intimista y preciosista para la primera jornada del festival.

Además de éstos grupos pasarán por el escenario principal nombres ya consagrados como Miles Kane, Kaiser Chiefs, Black Rebel Motorcyle Club, La Roux, The Courteeners, Palma Violets o Dizzie Rascal.

Las apuestas por los nombres emergentes vendrán de la mano del nuevo nombre del folk inglés, Jake Bugg, la rapera neoyorkina Azealia Banks y el polifacético director de vídeo clips, diseñador y cantante Yoann Lemoine, conocido como Woodkid.

Además la organización ha dejado entrever que el mismísimo 'Rey del Rock and Roll', Elvis Presley, estará presente en Benicàssim… lógicamente en forma de holograma.