Compartir
Servimedia

La Guardia Civil de Tráfico ha multado a 4.446 personas que circulaban sin cinturón de seguridad en una sola semana, una infracción que conlleva una sanción económica de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet de conducir.

Estas infracciones han sido detectadas durante la campaña de intensificación de la vigilancia que ha llevado a cabo la Dirección General de Tráfico entre el 11 y el 17 de marzo, en la que los agentes dieron con 262 menores de edad que viajaban sin cinturón o sistema de retención infantil, 62 de ellos en el asiento delantero.

A lo largo de esa semana se controlaron 377.602 vehículos, multando a 4.446 personas no llevaban puesto el cinturón de seguridad. El 75,6% de las personas que no hacían uso de dicho cinturón circulaban por carreteras convencionales, vías donde se producen ocho de cada diez fallecidos.

Respecto a los menores, la legislación española obliga a los de estatura igual o inferior a 135 centímetros a que, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, vayan sentados en los asientos traseros de los vehículos.

Las únicas excepciones se dan cuando el vehículo no disponga de asientos traseros, los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores o no sea posible instalar en los asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Tal y como recordó la DGT, “el cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida”, por lo que “su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías”.

Asimismo, Tráfico mostró su preocupación por el uso “incorrecto” que se hace en ocasiones del cinturón de seguridad, algo que han observado en la vigilancia que se hace desde el aire.

(SERVIMEDIA)