Quantcast

Seat reivindica el papel del ‘600’ en el crecimiento de las ciudades españolas

La marca automovilística Seat ha reivindicado el papel que tuvo su modelo 600 en el crecimiento de las grandes ciudades españolas en los años 60 del siglo pasado, ya que permitió unir el centro de las urbes con el extrarradio para llegar al trabajo.

En un comunicado, la firma de Martorell (Barcelona) ha asegurado que el 600 jugó un papel “fundamental” en el desarrollo de España, ya que también permitió que las familias de la época pudiesen trasladarse al lugar de descanso durante los fines de semana o las vacaciones.

“Pequeño, maniobrable y capaz. El Seat 600 era ideal para la ciudad. Pero su significado iba mucho más allá. Se mostraba capaz para llevar de viaje a la familia media española, con todo su equipaje. Y si el matrimonio tenía cuatro niños y la abuela, en el Seat 600 viajaban todos. Eran otros tiempos”, ha subrayado Seat.

La marca del grupo Volkswagen ha asegurado que la aceptación del modelo fue “tan grande” que antes de iniciar su fabricación la compañía ya tenía una lista de espera que superaba los dos años, por lo que su producción durante el segundo año se multiplicó por seis.

En solo cinco años ya se habían fabricado 100.000 unidades del 600 en su versión ‘Normal’, del cual se ensamblaron 131.985 unidades, ya que a partir de julio de 1963 se pasó el relevo al Seat 600 D y se amplió la factoría de Zona Franca de Barcelona para duplicar su capacidad de producción.

A partir de ahí, fueron llegando muchos otros modelos como el Seat 127 con tracción delantera, así como el Seat 133.

“La seguridad fue uno de los avances claros del Seat 133, con un sistema de frenos con doble circuito, uno por eje. Ya incorporaba cinturones de seguridad, llevaba una columna de dirección articulada (que evitaba la intrusión en caso de un choque frontal) y en los extremos de la carrocería contaba con estructuras de deformación progresiva”, ha subrayado Seat.

Comentarios de Facebook