Quantcast

RACE y RACC defienden los sistemas de ayuda a la conducción para reducir la siniestralidad

El Real Automóvil Club de España (RACE) y el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) participan en la campaña de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para concienciar de la importancia de las nuevas tecnologías de seguridad y ayuda a la conducción para reducir la siniestralidad en las carreteras.

En este sentido, la campaña sensibiliza a los automovilistas europeas sobre algunos de los sistemas de seguridad inteligentes de los vehículos que serán obligatorios en los nuevos modelos de vehículos a partir de mayo de 2022 y en todos los coches existentes a partir de mayo de 2024.

En concreto, la iniciativa se centra en tres sistemas avanzados: el asistente de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo y el frenado de emergencia autónomo.

“Entender las funcionalidades y limitaciones de los sistemas de asistencia es fundamental para que ayuden a los automovilistas a usarlos correctamente y, con ello, poder reducir las cifras de siniestralidad”, ha sentenciado el RACE.

Para el RACC, es “muy importante” que todos los ciudadanos entiendan las funcionalidades, los beneficios y las limitaciones de estos sistemas para conseguir mejoras en la seguridad vial con ellos.

La campaña se ha traducido a 18 idiomas, se difundirá en Europa, África y Asia y se dará a conocer el Sistema de Freno de Emergencia Autónoma, donde el sistema emite una alerta si detecta algún obstáculo en la carretera, y en caso que el conductor no reaccionara, interviene de manera automática frenando el vehículo.

También se mostrará el Asistente de Mantenimiento de Carril, que alerta al conductor en caso que se desvíe involuntariamente de su carril; y el Control de Crucero Adaptativo, que mantiene una velocidad constante en el vehículo e identifica los vehículos del entorno para adaptarse a la velocidad del tráfico.

Comentarios de Facebook