Compartir

El 26 de agosto pasado, se cumplía el 60º aniversario del nacimiento del MINI, un coche urbano, pero con destellos deportivos, elegantes y exclusivos. Ahora, 60 años después, MINI siegue siendo fiel a sus principios, y adaptándose a las nuevas exigencias, se hace eléctrico. Precisamente, hace diez años, se construyó el primer MINI eléctrico que no tuvo demasiada repercusión y ahora llega su evolución: MINI Electric. Se comenzará a fabricar en serie  en la planta de MINI en la localidad inglesa de Oxford  y, para marzo de 2020 comenzará a rodar por las carreteras españolas.

Este MINI completamente eléctrico, supone la unión perfecta entre el diseño y la sostenibilidad, manteniendo la sensación de “go kart”, característica  del modelo primitivo y su emblemático diseño de marca para disfrutar la vida urbana con un coche 100% eléctrico. Tiene una carrocería de tres puertas, pero se distingue por una nueva parrilla delantera y ruedas de aleación de 16 y 17 pulgadas, y experimenta nuevos niveles de seguridad urbana y tranquilidad, consciente de que no solo se está contribuyendo a que nuestras carreteras sean más silenciosas y el aire que respiramos sea más limpio, sino también a que los días en las gasolineras, sean cosa del pasado.

Está propulsado por un motor eléctrico que desarrolla 184 CV, con un par motor de 270 Nm, lo que permite disponer de una autonomía de 234 kms. La batería está situada entre los asientos delanteros y tiene una capacidad de 33 Kw/hora. Esta batería lleva una carga rápida que en 35 minutos carga el 80%.

Su interior es similar al MINI de tres puertas de combustión, con un maletero de las mismas dimensiones y con nuevo cuadro digital, sistema de de navegación, interruptor de recuperación de energía en la frenada y freno de mano eléctrico, así como otros elementos y servicios de ayuda a la conducción, conectividad  y seguridad. Tenemos que destacar que se puede conducir con un solo pedal, el del acelerador, ya que en cuanto se levanta el pie, el motor frena por si mismo, sin necesidad de tocar el pedal del freno, lo que permite también una recuperación energética

A partir de marzo próximo estará disponible, pero ya se pueden hacer reservas. Tendrá cuatro niveles de acabado y sus precios oscilan entre 33.950  euros y 41.000  euros . Hay que señalar que la garantía de la batería es de ocho años o 100.000 kilómetros