Compartir

El fabricante de automóviles deportivos de lujo McLaren Automotive, va a dar un nuevo paso en su impulso a la electrificación, con el vehículo más extremo hasta ahora.
Se trata del Speedtail, un híbrido de 1.035 CV de gasolina y eléctrico, que rinde homenaje de muchas maneras a la icónica F1 de los años noventa.
En primer lugar está la configuración de los asientos, situados dentro del habitáculo que tiene forma de lágrima. Son tres asientos de fibra de carbono, uno en el centro para el conductor, flanqueado por  otros dos, situados ligeramente hacia atrás para los pasajeros. Hay que señalar que la F1 tenía estos asientos de manera similar.
Lo siguiente es la exclusividad, ya que solo se prevé una producción de 106 unidades, y este número es significativo, pues así es como se vendieron muchos F1.
Todas las unidades de Speedtail, ya han sido reservadas. Los precios estarán alrededor de 1.850.000 euros y, las entregas en el centro de producción de McLaren en Woking, Inglaterra, deberían comenzar a principios de 2020, según ha declarado este fabricante de automóviles.

Debido al diseño de los asientos, así como a las cámaras digitales de alta definición que suplen a los retrovisores de las puertas, características que no cumplen con las normas de seguridad de los EE. UU., un portavoz de McLaren ha manifestado que cada Speedtail deberá importarse individualmente, según la regla “Mostrar o Mostrar”, lo que limita la conducción en vías públicas a no más de 4.023 km anualmente. Alrededor de un tercio de unidades de los Speedtail, tienen como destino América del Norte, según este portavoz.
La primera incursión de McLaren en los híbridos fue el P1, que se lanzó en 2013. El híbrido enchufable tenía una potencia combinada de 903 CV.
McLaren afirma que el Speedtail, puede alcanzar 300 km/h en 12.8 segundos y puede llegar una velocidad punta de 402 km/h, lo que lo convierte en el McLaren más rápido de la historia.
La carrocería de fibra de carbono, la suspensión de aluminio, los frenos cerámicos de carbono, incluso el cuero liviano, ayudan a minimizar el peso del vehículo, que  según McLaren es de 1.430 kilos en seco.
Los compradores de Speedtail pueden especificar las características de los asientos, incluso hasta el patrón de costura y la pintura mezclada a mano, que se usa para recortar los bordes del cuero.
Otro elemento de diseño exclusivo de Speedtail, es la ubicación del botón de arranque del motor, así como los controles para abrir las ventanas y puertas, ya que todos estos elementos están en paneles sobre la cabeza del conductor.