Compartir

La organización de defensa de los conductores AUTOMOVILISTAS EUROPEOS ASOCIADOS (AEA), que preside Mario Arnaldo,  ha anunciado que recurrirá ante la Sala de  lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, la Orden SND/413/2020, de 15 de mayo, por la que se establecen medidas especiales para la inspección técnica de vehículos, si no se modifica la normativa recientemente aprobada por el ministro de Sanidad, con motivo del COVID-19  y, se reconoce como fecha de validez de la ITV, la fecha en que el resultado de la inspección sea favorable y no, como indica la orden ministerial, la fecha de validez que conste en la ITV.

Reducción injustificada de los plazos de ITV

Para el presidente de AEA, Mario Arnaldo, “este cambio realizado recientemente por el Gobierno supone una disminución en los plazos en los que los vehículos tiene que pasar la ITV sin que exista ninguna razón de seguridad vial. Así, por ejemplo, -explica Arnaldo- un vehículo que con motivo del COVID -19 no hubiera podido pasar la ITV a finales de marzo, y la pase favorablemente en setiembre, con la nueva norma la siguiente inspección no la tendría que pasar a los dos, al año o a los seis meses siguientes, como está regulado en la normativa europea, dependiendo del tipo de vehículo y la antigüedad, sino al año y medio, a los seis meses o, incluso, al mes siguiente.”

No existen razones medioambientales ni de seguridad vial

Hasta ahora, la normativa que regulaba en España la inspección técnica de vehículos, esto es, el Real Decreto 920/2017, de 23 de octubre, establecía que el plazo de validez de las inspecciones técnicas periódicas, se obtendría adicionando a la fecha en la que el resultado de la inspección hubiera sido favorable, la frecuencia que corresponda a la antigüedad y al tipo de vehículo y, sólo en el caso de pasar la inspección en los treinta días anteriores, su vencimiento se tendría en cuenta dicho plazo. Es decir, la fecha que se tenía en cuenta para fijar el plazo de la nueva inspección, era la fecha en que se realizaba realmente la inspección, y no aquella en la que teóricamente se tenía que haber pasado.

AEA considera que la inspección técnica de vehículos es un servicio público esencial, muy necesario para la protección del medio ambiente y la disminución de los accidentes y víctimas de tráfico.“Sin embargo, los cambios efectuados por Sanidad,  no contribuyen en nada a mejorar el medio ambiente ni la seguridad vial, por lo que esperamos convencer al Gobierno para que rectifique y mantenga inalterados los plazos para pasar la ITV” –concluye Arnaldo.