Quantcast

Ford plantea prorrogar el ERTE hasta el 31 de enero en la planta de Almussafes

La dirección de Ford ha trasladado este viernes a los sindicatos de la fábrica de Almussafes (Valencia) que solicitará una prórroga del actual Expediente de Regulación Temporal de Trabajo (ERTE) hasta el 31 de enero de 2021, de un total de 14 días, en la planta de fabricación de vehículos, según han detallado fuentes sindicales.

Así lo ha trasladado este viernes la empresa a los representantes de trabajadores de la fábrica valenciana, que se encuentran en la actualidad en el sexto ERTE en la planta desde verano de 2019. El expediente entró en vigor el pasado 3 de septiembre y, aunque en principio se preveía finalizara en diciembre, ahora la compañía pretende prolongarlo hasta el 31 de enero.

El motivo, según han explicado los sindicatos, es que el mercado no se está recuperando en cuanto a fabricación de vehículos, tras el impacto de la crisis del coronavirus. No obstante, han señalado que la planta de vehículos no requiere de ajustes gracias a la producción del nuevo motor GSI.

La prórroga del ERTE planteada por la empresa presenta algunas diferencias respecto al ERTE activo estos meses. En primer lugar, solo afectará a la fabricación de vehículos. Además, esta vez no habrá paros parciales, serán todos totales.

Se distribuirán del siguiente modo: tres días en noviembre (todos ellos lunes), cuatro en diciembre y siete en enero. La dirección no ha precisado los días concretos en los que se realizarán y los sindicatos prevén conocerlos en una reunión que mantendrán el próximo martes.

Tras la reunión, el presidente del Comité de Empresa y portavoz de UGT en Ford Almussafes, Carlos Faubel, ha manifestado la “preocupación” de los trabajadores ante una situación que denota que “no hay manera de estabilizar la fábrica”. “El escenario cada vez se complica de nuevo”, ha lamentado en declaraciones a Europa Press.

UGT ha pedido a la dirección que, dentro de las posibilidades que deja el impacto de la pandemia, “presente en enero unos planes de producción estable para 2021, si puede ser, con una parte un tanto variable por la situación”. “No hemos cerrado un ERTE y ya estamos inmersos en otro”, ha señalado.

También el secretario general de la sección sindical de CCOO en Ford, José Arocas, ha destacado que les “preocupa mucho la situación”. “Llevamos con esta prórroga un séptimo ERTE”, ha subrayado, al tiempo que ha explicado que la crisis del coronavirus está afectando al resto de factorías de la compañía y que la valenciana no es la única con ERTEs y expedientes. Le preocupan además las consecuencias que conllevaría un nuevo confinamiento como el de marzo y abril.

Arocas ha incidido en que, aunque debido a la prórroga de las medidas del Gobierno los trabajadores no consumen su paro, “no es de recibo que se estén yendo a su casa y cobrando menos”, además de que “todo esto va a repercutir en su declaración de Hacienda”, ya que en el actual ejercicio tendrán dos pagadores.

Desde Intersindical, han reclamado que se suba a la plantilla el complemento salarial por encima del 80% y que, en caso de despido, “se abonen las cuantías de las prestaciones por desempleo consumidas”.

También han apoyado el planteamiento de parte de la representación social de que se bajen los ritmos de la cadena de producción hasta un ritmo “lógico” que evite “estrés, fatiga y las implicaciones que tienen para la salud”.

Precisamente esta es una de las principales reivindicaciones de CGT, que ha mantenido también en los ERTE anteriores. Según ha manifestado su delegado sindical José Antonio Tejero, “es contradictorio ver que la empresa te dice que están bajando las ventas, que nadie lo niega, pero al mismo tiempo se estén saturando más si cabe los puestos de trabajo”.

“Los compañeros y compañeras tienen gran dificultad para terminar las tareas encomendadas, hay una sobresaturación muy fuerte. Se preguntan cómo es posible que nos sobre un día a la semana y, al mismo tiempo, no nos dé tiempo a terminar la faena”, ha reprochado, para así reclamar una “humanización” de los puestos de trabajo que “baje la saturación” de los empleados y también permita producir un producto “de más calidad aún” y “mucho más competitivo” con el que la empresa gane cuota de mercado.

Comentarios de Facebook