Compartir

El 11 de julio de 1899, se fundaba la “Società Anonima Fabbrica Italiana di Automobili – Torino”, que sería rápidamente conocida por su acrónimo F.I.A.T. Pocos fabricantes en la industria del automóvil pueden presumir de cumplir 120 años, y estar entre los pioneros del automóvil, vehículo que cambió la historia de la humanidad y, de haber contribuido con iconos de ingeniería y cultura, como Fiat 500 entre otros muchos modelos. Además, Fiat siempre fue, y sigue siendo, una marca pionera en la democratización de la movilidad. Este es el motivo por el que a lo largo de 2019, Fiat está celebrando este importante hito de diferentes formas, como el lanzamiento de las gama especial ‘120th’ de los 500, 500L y 500, con colores y equipamientos especiales, y repletos de lo último en tecnología de la marca, como el Apple Car Play, totalmente integrado con el sistema Uconnect, así como diversos eventos promocionales y actividades.

Pero de forma paralela a este aniversario a nivel mundial y dentro de este marco histórico, Fiat también celebra en 2019, 100 años de su llegada a España.

Fiat Hispania, esta es la historia

La primera aparición de Fiat en España está constatada con la fundación de Fiat Hispania, el 14 de agosto de 1919 en Madrid, una sociedad industrial que fue creada con un capital de 500.000 pesetas, y cuya razón social se mantuvo durante seis décadas.

Su primera actividad fue la importación de automóviles, directamente desde las fábricas de la matriz en Italia, con un total de 159 unidades. Un éxito rotundo que multiplicó exponencialmente el número de importaciones para el segundo año de actividad, hasta las 1.198 unidades, lo que colocó a la marca en el cuarto lugar del mercado español por volumen.

Con un crecimiento continuo, en 1926 la marca ya ofrecía un catálogo de cinco modelos en España y, a lo largo de la siguiente década, su cuota de mercado alcanzó el 10% entre las marcas importadas en el país, lo que representaba un 17% del total de las exportaciones que Fiat hacía desde Italia. Fueron años en los que la marca se convirtió en uno de los actores principales en la expansión del automóvil en España, con una presencia destacada en las exposiciones más importantes e, incluso, con la inauguración de uno de los primeros concesionarios de España en plena Gran Vía de Madrid, que por aquel entonces, se llamaba calle del Conde Peñalver, en junio de 1921. En la Exposición del Automóvil de Madrid de 1924 y tras recibir la visita del Rey Don Alfonso XIII, Fiat fue la marca que más automóviles vendió en esta muestra, al lograr comercializar todos los modelos que presentó allí.

Reconstruyendo Europa y España

Tras el periodo de paralización durante la Guerra Civil Española y la II Guerra Mundial, Fiat iba a tener un protagonismo especial, durante el periodo de posguerra, no solo en Italia, sino a nivel europeo y, por supuesto, en España. Entre 1950 y 1970, en España se fabrican unos 5,5 millones de automóviles bajo licencia Fiat, incluyendo no solo turismos, sino también vehículos industriales y agrícolas.

Modelos como  Fiat 500, 124 o 131, repoblaron las carreteras de todo el continente a través de las diferentes versiones, que cada país fabricaba de forma local y, España fue uno de los mercados más importantes en este modelo de negocio.

Finalmente, en 1986, la sociedad cambia su razón social a Fiat Auto España, con un plantilla que, en aquel momento, ya superaba los 6.000 empleados entre España y la red comercial de Portugal.

La denominación Fiat Group Automobiles Spain, llegaría en 2007, solo unos años antes de la gran fusión del grupo a nivel mundial,  de la que nació la actual Fiat Chrysler Automobiles Spain, agrupando las marcas: Fiat, Abarth, Alfa Romeo, Fiat Professional, Jeep y Mopar.

Un presente consolidado y un futuro prometedor

En los últimos cinco años, FCA España ha sido uno de los grupos más fuertes en el mercado español.  En 2018, Fiat terminó su sexto año consecutivo de crecimiento, con 58.607 unidades registradas, un aumento del 7,8% con respecto a 2017, durante el cual, el icónico 500 tuvo un papel destacado, con 22,587 unidades, un 29.45% más, en comparación con 2017, dominando el segmento urbano y posicionándose en el ranking general, entre los más vendidos en el mercado español, con 22.587 unidades. Después de cien años en España, Fiat está mejor que nunca, una situación que se refleja en cada uno de sus modelos actuales.