Compartir

El próximo martes, día 5, la mítica marca de automóviles superdeportivos, Ferrari, presentará en el Salón de Ginebra el nuevo modelo con motor central F8 Tributo, de 710 CV. Éste, será el automóvil de producción con motor V-8 más potente hasta la fecha.

Según Ferrari, el nombre del coche “Tributo”, la palabra italiana para homenajear, es una referencia a su motor turbo V-8 de 3.9 litros, que ganó el premio como Motor Internacional del Año durante tres años consecutivos, en 2016, 2017 y 2018.

El F8 Tributo, puede alcanzar una velocidad máxima de 340 km/h, y acelera de 0 a 100 km/h en 2’9 segundos. Este nuevo modelo sustituye al 488 GTB,e incluye mejoras como un aumento de 49 CV en la potencia, una reducción de peso de 40 kg y el 10% en la eficiencia aerodinámica.

Así mismo, incluye los radiadores delanteros inclinados hacia atrás y las tomas de aire dinámicas del motor, posicionadas a cada lado del alerón en lugar de en los flancos traseros.

El F8 Tributo incorpora una nueva versión de Ferrari Dynamic Enhancer, diseñada para hacer que el coche sea más fácil de conducir, cuando se realiza en su límite de rendimiento. Así, el volante tiene un diámetro más pequeño que el 488 GTB, para mejorar el nivel de tacto y hacer que el vehículo se sienta más ágil.

También, Ferrari lanzará  este año cinco modelo nuevos o rediseñados, que incluirán un supercoche híbrido V-8 de motor medio.