Quantcast

España pierde más de 340.000 matriculaciones desde que se decretó el estado de alarma

Las ventas de turismos y todoterrenos en España descendieron en 340.293 unidades desde que entró en vigor el estado de alarma, el día 15 de marzo, hasta el pasado mes de agosto, si se compara con los registros del mismo periodo del año pasado.

Según datos de Ideauto para la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), a los que tuvo acceso Europa Press, entre el 15 de marzo (domingo que entró en vigor el estado de alarma) y el 31 de agosto, se matricularon en el territorio nacional 311.949 automóviles, lo que supone una caída del 52% en comparación con las 652.242 unidades que se entregaron en el mismo periodo de 2019.

Así, desde el 15 al 31 de marzo, los primeros días de confinamiento para evitar una expansión mayor del coronavirus, los fabricantes dejaron de matricular en España más de 80.000 vehículos, ya que entre esas fechas se vendieron solo 5.944 turismos y todoterrenos, mientras que en 2019 esa cifra se elevó hasta 85.592 unidades.

Sin embargo, el mes más duro para el mercado automovilístico español fue abril, cuando las matriculaciones se derrumbaron un 96,5%, con 4.163 unidades, muy lejos de las 119.417 unidades que se entregaron en el cuarto mes del año pasado. De esta manera, abril registró el peor dato de matriculaciones de los últimos 20 años.

Desde Anfac explicaron que el mes de abril de 2020 se quedará en la memoria “como el peor registro de matriculaciones” y achacaron esas cifras al confinamiento para evitar una expansión del coronavirus, que obligó a los concesionarios a mantenerse cerrados.

Hasta la fecha, julio fue el único mes de este ejercicio en el que las ventas de coches aumentaron con respecto a 2019, hasta 117.929 unidades, un 1,1% más, ya que en enero y en febrero, antes de que la pandemia afectase a España, las matriculaciones cayeron un 7,6% y un 6%, respectivamente.

Según Anfac, estos datos se explican por la puesta en marcha del Plan Renove 2020, con incentivos a la compra de vehículos de todo tipo de tecnologías. Desde Anfac subrayaron la importancia de aprovechar los fondos de recuperación para reorientar las ventas y la producción hacia la movilidad del futuro.

Solo durante los meses que estuvo en vigor el estado de alarma (ente el 15 de marzo y el 21 de junio, cuando terminó en todas las regiones de España), se dejaron de vender en el mercado nacional 313.850 coches. En este periodo, se matricularon 82.738 unidades, lo que supone una caída de casi el 80% si se compara con los 396.588 turismos que se vendieron en 2019.

De cara a cierre de año, Anfac prevé que las ventas de vehículos caigan cerca de un 35% en comparación con 2019, situándose con un volumen total de matriculaciones de entre 800.000 y 850.000 unidades, aunque la asociación insiste en la complejidad de realizar estimaciones debido a la evolución de la pandemia.

Comentarios de Facebook