Compartir

Se ha celebrado la Asamblea General Ordinaria de la regional de Madrid de la Confederación Española de Transportes de Mercancías, CETM, cuyo  presidente, Cristóbal San Juan, ha considerado que el sector del transporte de mercancías por carretera está ante un “panorama desolador”, debido a la subida de los costes y la bajada de los precios, pese a su “carácter estratégico y esencial”, por lo que ha pedido “unión e inteligencia” para afrontar los retos que se avecinan.

En el curso de Asamblea  de esta organización empresarial, que aglutina a cerca de 500 empresas del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid, con más de 5.000 vehículos y en torno a 10.000 trabajadores, Cristóbal San Juan ha reconocido que el sector continúa “en una constante pérdida de competitividad y rentabilidad”, y ha incidido en su preocupación ante el nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT),  por lo que ha pedido que “se ponga coto al fraude de las cooperativas de trabajo asociado, que sirven de auténtica puerta falsa de acceso para transportistas autónomos”.

Así mismo, ha señalado Cristobal San Juan, que, “cobra especial importancia la figura del gestor del transporte, a fin de que la supresión del requisito de los tres camiones no suponga un coladero para el sector, que no olvidemos que tiene un alto componente de sector refugio”.

Respecto al apartado de la pérdida de la honorabilidad, ha indicado que, “se incrementan los supuestos que conllevan pérdida de honorabilidad de la empresa y del gestor de transporte, si la infracción está relacionada con alguno de sus cometidos, fruto del Reglamento UE 2016/403, siendo suspendida por un periodo de un año, lo que conlleva la anulación de la autorización”.

Cristóbal San Juan ha planteado “serias dudas” sobre la constitucionalidad de la aplicación de la prohibición del descanso semanal normal en cabina, “ya que justificar el descanso normal fuera de la cabina con el tique o factura del hotel, puede suponer partir de la presunción de culpabilidad”.

Respecto a las relaciones con las administraciones de Madrid, el presidente de CETM-Madrid ha calificado de “especialmente difícil” esta relación con el Ayuntamiento de Madrid, ya que la CETM- Madrid, según ha recordado, trasladó al Ayuntamiento madrileño su oposición al Plan A, el Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, ya que “se obvia la condición del transporte de mercancías como una actividad básica y fundamental para la ciudadanía y para la economía”.

La clausura ha corrido a cargo de Pablo Rodríguez Sardinero, director general de Transportes Comunidad de Madrid, quien ha calificado al sector del transporte de mercancías por carretera de “estratégico para la Comunidad de Madrid”, una Administración que sabe que los empresarios “son los únicos que generan empleo, crean riqueza y mueven la economía”. “Es importante que desde la Administración no pongamos trabas”, ha afirmado Rodríguez Sardinero, quien ha criticado el cierre de Madrid Central “sin la consulta de asociaciones y administraciones correspondientes”.