Compartir

Para la primavera de 2019 saldrá a la venta el nuevo BMW Serie 8 Cabrio, que ya ha sido dado a conocer. Por supuesto, es el nuevo techo el principal foco de interés. La pérdida de la parte superior fija del Coupé, ha hecho que la Serie 8 siga siendo muy elegante, con la capota echada o al descubierto, y se ha elegido la lona, porque un techo de metal de ese tamaño habría ocupado demasiado espacio y aumentado el peso. La capota, puede desplegarse o plegarse en15 segundos con solo apretar un botón y a velocidades de hasta 50 kms/h.

Al igual que el Coupé, el Cabrio está diseñado para cuatro plazas. Hay algo menos de espacio para los hombros que en el Coupé, para adaptarse a la protección contra vuelcos y los respaldos de los asientos son ligeramente más verticales, pero se ha introducido  un calentador de cuello opcional, integrado en los reposacabezas del conductor y del pasajero delantero, soplando aire caliente en tres niveles diferentes de intensidad.

Debido al mecanismo de plegado del techo, se ha reducido el espacio del maletero, quedando en un volumen total de 350 litros con el techo cerrado, 80 litros menos que en el Coupé, y 280 litros con el techo abierto. La falta de un techo duro, ha obligado a BMW a agregar refuerzos adicionales al chasis, para mantener la carrocería de manera similar a la del Coupé.

Por lo que respecta a la motorización, el Cabrio está equipado con propulsores como los del Coupé. La gama se inicia con el modelo 840d, un diésel de 3.0 litros doble turbo con unas emisiones de 161 gr/km de CO2 y una potencia de 316 CV, que permite acelerar de 0 a 100  en 5.2 segundos y alcanzar una velocidad máxima limitada de 250 km/h.
La única opción de gasolina desde el lanzamiento,  será el M850i, alimentado por motor  turbo V8 doble, de 4.4 litros, que genera 525 CV.

Todos los modelos de la Serie 8, incorporan llantas de aleación de 20 pulgadas, tapicería de cuero Merino, un sistema de sonido Harman Kardon y faros LED adaptativos como equipamiento de serie. Los extras opcionales incluyen luces láser y una alta fidelidad Bowers y Wilkins. La última versión del sistema de infoentretenimiento de BMW, es también de serie y equipa una pantalla táctil de 12,3 pulgadas, con un diseño de página de inicio revisado, que permite iconos y widgets personalizables. Está emparejado con un panel de instrumentos digital de 10.25 pulgadas.

Los precios para el BMW Serie 8 Cabrio en España, todavía no se han dado a conocer, pero pueden estar alrededor de 95.000 euros para el 840d XDrive y 122.000 euros, para el M850i.