Compartir

Como ya anunciamos en esta misma sección hace unos días, Fiat Chrysler y PSA Group han acordado unir fuerzas para crear el cuarto mayor fabricante de automóviles del mundo.

Estos son algunos de los puntos clave del acuerdo:

FCA y PSA apuntan a alcanzar un acuerdo vinculante para crear una compañía de 50 mil millones de dólares, 45 mil millones de  euros, en las próximas semanas.

El fabricante de automóviles resultante, tendría ventas anuales de 8.7 millones de vehículos, ingresos totales de casi 170 mil millones de euros  y ganancias operativas recurrentes de más de 11 mil millones de euros, según los resultados agregados de 2018.

Exor, el holding de la familia Agnelli que controla FCA con una participación del 29’2%, se convertirá en el mayor inversor individual del nuevo fabricante de automóviles, con una participación del 14.5%.

El nuevo grupo estaría domiciliado en los Países Bajos, con listados en París, Milán y Nueva York.

El CEO de PSA, Carlos Tavares, sería el CEO del grupo. El presidente de la FCA, John Elkann, se convertiría en presidente.

El grupo fusionado tendría 11 miembros de la junta, seis de PSA, incluido Tavares, y cinco de FCA, incluido el presidente John Elkann.

Se espera que la fusión, una vez completada, genere 3.700 millones de euros en sinergias anuales. Los dos grupos aseguran que ninguna planta de fabricación será cerrada.

Antes de finalizar el acuerdo, FCA pagaría a sus accionistas un dividendo especial de 5.500 millones de euros. También, entregaría a los inversores sus acciones en la unidad de fabricación de robots Comau, que se escindirá.

Así mismo, antes de la finalización, PSA distribuiría su participación del 46% en el fabricante de autopartes Faurecia a sus accionistas.

Según el acuerdo, los principales accionistas Exor, el banco estatal francés Bpifrance Participations y la familia Peugeot, estarían sujetos a un período de bloqueo de tres años. En ese momento, a la familia Peugeot se le permitiría aumentar su participación hasta en un 2.5% solo mediante la adquisición de acciones de Bpifrance Participations y del Grupo Dongfeng Motor de China (DFG).

Se aplicaría un período de inactividad de siete años después de la finalización de la fusión, cuando no se puedan llevar a cabo operaciones extraordinarias que afecten al gobierno, a los accionistas Exor, Bpifrance Participations, DFG y la familia Peugeot.

Según las fuentes, Goldman Sachs y sus miembros independientes de la junta están asesorando a FCA por D’Angelin. PSA está siendo asesorada por la unidad Messier Maris & Associes de Mediobanca y Morgan Stanley, con Perella trabajando para su miembro independiente de la junta. Lazard está asesorando a Exor.

 

What do you want to do ?

New mail