Quantcast

Así es el coche que vuela (y que puedes comprar)

La ciencia ficción cada vez tiene más de lo primero y menos de lo segundo. La tecnología avanza imparable, y muy pronto veremos hechos realidad objetos y cosas que pensábamos que solo veríamos en películas. Por ejemplo, los coches voladores. ¿Cuántas veces hemos visto en televisión o imaginado la posibilidad de un vehículo terrestre al que le saliesen alas y pudiese echar a volar? Pues, después de años y años de investigación y experimentos, ya está aquí el coche volador. Sus creadores lo han bautizado como “AirCar V5”, y aseguran que podría estar a la venta en menos de un año.

En cuestión de tres minutos, esta máquina es capaz de convertirse de vehículo terrestre en vehículo aéreo, y viceversa. El AirCar, que dispone solamente de dos plazas, pesa algo más de una tonelada y es capaz de transportart una carga extra de unos 200 kilogramos por vuelo. Su motor, de la marca alemana BMW, alcanza los 140 CV y tiene una autonomía de viaje de aproximadamente un millar de kilómetros. En las pruebas hechas hasta ahora, su consumo de combustible ronda los 18 litros por hora de vuelo. La empresa desarrolladora ha hecho públicas unas impresionantes imágenes del vehículo que en pocas horas superaron el millón de reproducciones en Youtube.

Prestaciones punteras

El Air Car V5 es capaz de despeguer en solamente 300 metros de carrera. Una vez en vuelo, su velocidad puede llegar hasta los 200 kilómetros por hora. Además, aseguran los fabricantes, la estabilidad del vehículo y manejabilidad lo hacen asequible para cualquier piloto sin necesidad de formación especial.

“Los parámetros de vuelo clave confirmaron todos los conceptos teóricos y cálculos en los que se basó el desarrollo del AirCar”, explicó en la presentación del coche el profesor Stefan Klein , director de tecnología y piloto de pruebas de Klein Vision. “Después de completar todas las pruebas de vuelo requeridas de acuerdo con las regulaciones de EASA, entregaremos un modelo con un motor certificado ADEPT, que tendrá 300 CV dentro de los próximos 6 meses. Y la buena noticia es que ya tenemos un comprador”.

coche

Anton Zajac, por su parte, es cofundador de la empresa y uno de los principales inversores del proyecto. Es también uno de los pilotos de prueba del AirCar: “Con AirCar llegará a su destino sin la molestia de conseguir un traslado al aeropuerto y pasar por la seguridad comercial, puede conducir su AirCar al campo de golf, la oficina, el centro comercial o su hotel y estacionarlo en un espacio de estacionamiento normal”.

Otro de los que ha se ha apuntado a este proyecto es Branko Sarh, un investigador retirado de Boeing. Según él, “el mecanismo de despliegue y retracción del ala y la cola es muy impresionante, convirtiendo el automóvil en un avión. La cabina que proporciona espacio para el conductor o piloto y un pasajero es muy espaciosa y tiene un estilo agradable. La apariencia general del automóvil volador en la carretera y en el aire es magnífico”. 

Seguridad garantizada

Los desarrolladores creen que este vehículo puede ser de gran utilidad para viajes de placer y sin conductor, y también como servicio de taxi comercial. Basta apretar un botón para que el coche active el modo vuelo y, tras una recta de unos 300 metros, saque las alas y se ponga a volar. 

El profesor Stefan Klein, principal artífice del vehículo, completó recientemente dos semanas de vuelos de prueba que tuvieron lugar en el aeropuerto de Piestany, en Eslovaquia. El Aircar pasó todas las pruebas de seguridad de despegue y aterrizaje exigidos por las autoridades del aeropuerto. 

Comentarios de Facebook