Inicio Motor

2019 se presenta como un año complicado para la automoción, según FACONAUTO

Compartir

Faconauto, la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas automovilísticas presentes en el mercado español, augura un año 2019 difícil para la automoción en nuestro país, según ha indicado su presidente, Gerardo Pérez, en el transcurso de un encuentro con la prensa. La patronal de los concesionarios considera que la posibilidad de que haya cambios normativos o de fiscalidad que afecten al sector, junto a la merma en la confianza de los consumidores, impactarán directamente en el mercado del automóvil, que se estancaría o incluso caería durante el próximo ejercicio, puesto que, según el Presidente, “el cliente está a la expectativa de lo que ocurra en el sector para comprar un coche”.

Faconauto ha dado su previsión de matriculaciones para 2019, que se quedaría de nuevo en 1,3 millones de unidades, la misma cifra que el año que ahora acaba. Ahora bien, por canales de venta, el de particulares caería un 6%, mientras que el de empresas crecería sólo un 4% y el “rent a car” no variaría. Al respecto, la patronal considera que técnicamente el mercado estará en retroceso el año que viene y que éste puede ser más profundo en función de la evolución que tenga la economía, el empleo, el consumo o el contexto político.

El presidente de la patronal ha hecho referencia concretamente a la influencia que, a corto plazo, puede tener la futura legislación Cambio Climático y Transición Energéticaen las ventas, así como el incremento de la fiscalidad al diésel o las restricciones al tráfico que están poniendo algunas ciudades. Además, ha recordado que los años electorales, como será 2019, suelen retraer también el comportamiento de los compradores, que tienen más dudas a la hora de adquirir un vehículo.

“Faconauto comparte los objetivos del Gobierno por un parque de automóviles más limpio”, ha afirmado Gerardo Pérez y ha añadido que, “está en línea con nuestra agenda para el futuro del sector. No obstante, la renovación del parque y sus plazos deberían tener en cuenta la realidad del mercado, las necesidades del ciudadano y las alternativas disponibles para aportar certidumbre y confianza. Algunas medidas, tomadas sin contar con el consenso del sector, han contribuido ya a discriminar unas tecnologías frente a otras, sin una planificación previa. Este clima negativo que está afectando ya a las ventas. Más que nunca, en este momento, creemos que el rol de los concesionarios es crucial para permitir que la demanda se encuentre con la oferta”,

Inversión y modernización del sector

En este contexto, Gerardo Pérez ha indicado que el sector de la distribución y reparación de vehículos se encuentra en un momento de transformación y modernización que no sólo tendrá repercusión sobre la automoción, sino también sobre la economía y la sociedad en general. Esa modernización está obligando ya a los concesionarios a movilizar recursos, de tal forma que Faconauto prevé que el sector incrementará en un 8,5% sus inversiones, destinando 2.000 millones de euros en los próximos dos años,que impactarán en el desarrollo económico local, en latransformación digital, la formación y capacitación y en la descarbonización de la movilidad. Estas inversiones podrían generar unos 21.000 puestos de trabajo durante ese periodo. Sin embargo, Faconauto ha advertido que, para que los concesionarios puedan abordar esas inversiones y alcanzar sus objetivos, el sector necesita un marco de seguridad jurídica. Al respecto, la patronal ha indicado que ya hay marcas que han iniciado de nuevo el proceso para cambiar los contratosque,entre los puntos que más preocupan a los concesionarios, incluyen la reserva de la venta online con los clientes. Desde Faconauto, se considera imprescindible dotar al sector de un marco legal que vele por su sostenibilidad y seguridad jurídica. Además, es seguro que las propias marcas serían las primeras beneficiadas de que sus concesionarios, que son sus principales clientes, tengan esa seguridad jurídica.