Compartir

El Legado de María de Villota, piloto española de Fórmula 1, que falleció hace casi cinco años, tras haber superado un gravísimo accidente, es una iniciativa creada en 2014, fruto de la unión de la Familia de Villota y la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes. La transmisión de valores, la ayuda a niños afectados por enfermedades neomusculares genética, la seguridad vial, la integración de la mujer en el deporte y la solidaridad, son los ejes del Legado María de Villota, que dan continuidad a la labor iniciada por la joven piloto.

Superación ante la dificultad, Disciplina en su preparación, Perseverancia pñara lograr sus objetivos, Optimismo en su actitud, Espíritu de equipo y Sacrificio, Determinación en la toma de decisiones, Empatía con las personas que le rodeaban y Familia, fueron valores y seña de identidad de María de Villota. Tras desarrollar una trayectoria de 17 años como piloto en las modalidades de karting, turismos, rallyes, GT's y monoplazas, María alcanzó su meta en 2012 entrando en la Fórmula 1.

El 3 de julio de ese mismo año sufre un grave accidente, durante unos entrenamientos con su equipo de Fórmula 1. De forma instantánea, su sueño, al que había entregado prácticamente toda su vida, se diluye. Desde ese momento, María muestra una extraordinaria capacidad para levantarse. La solidaridad será su razón de vivir y, los niños de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou pasan a ser su prioridad.
A consecuencia de las lesiones neurológicas que le produjo el accidente, María fallece el 11 de octubre de 2013 en Sevilla, en la horas previas a su participación en el congreso “Lo que de verdad importa”. Días antes había sido nombrada Vicepresidenta y Embajadora de la Fundación Deporte Joven.

Desde su inicio, la actividad del Legado se ha extendido a distintos programas, como “Primera Estrella”, “Encuentros y Conferencias”, “Fórmula 1 Kilo”, “Actividades deportivas” y “Residencia María de Villota”.
Como embajadores del Legado de María Villota, hasta ahora eran el piloto Pedro de la Rosa, los también pilotos Carlos Sáinz junior y Antonio Garcia. Ahora, en un acto celebrado para dar a conocer los resultados del legado en estas acciones benéficas, ha sido nombrado nuevo embajador del Legado el piloto Marc Gené, con la presencia del padre de María y mantenedor de su Legado, el piloto de Fórmula 1, Emilio de Villota y el presentador de programas de competiciones automovilísticas de TV, Antonio Lobato, así como otras personalidades.