Compartir

Si estás pensando en adquirir un coche segunda mano, es muy probable que estés valorando hacerlo en el mercado de segunda mano. Aquí se pueden encontrar buenas oportunidades a un precio competitivo. Pero también hay que tener en cuenta que tiene sus riesgos hacerse con un coche de ocasión. En la mayoría de casos desconocemos el trato que ha recibido el vehículo, por eso es importante seguir una serie de pautas antes de proceder a la compra.

1Prioridades e información 

Lo primero que hay que tener claro son nuestras propias necesidades. Teniendo claro el tipo de vehículo que se requiere es fácil simplificar la búsqueda. Para eso conviene hacerse algunas preguntas del tipo: ¿hago muchos kilómetros por carretera?, ¿necesito mucho espacio?, ¿saldré por el campo?… Eso ayudará a cerrar el cerco por lo menos en términos del combustible deseado (gasolina, diésel, hibrido…) o del segmento del vehículo (utilitario, compacto, SUV…).

Para ello es importante contar con la máxima información que se pueda. Internet es un lugar ideal para consultar todos los detalles del coche que te interesa. También hay que saber de antemano las ventajas y los inconvenientes de comprar el coche de segunda mano a un particular o a un profesional. En el primer caso puede ser algo más barato, pero en el segundo siempre habrá mayores garantías.

Atrás