Compartir

Nunca se ha empleado mejor el título de una excelente película, como ha sido en este caso, con la presentación mundial de un coche extraordinario, en el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York que se está celebrando en la Ciudad de los rascacielos en estos días y hasta el próximo día 8. Se trata del nuevo MINI Eléctrico, con el que el fabricante británico de coches MINI, vuelve a demostrar su aspiración de una conducción exclusivamente eléctrica con un nuevo concepto de un icono.

El clásico Mini Electric combina el aspecto histórico del vehículo pequeño más deseado en el mundo, con una innovadora tecnología de propulsión para el futuro de la movilidad urbana. Con este vehículo único, MINI envía una señal clara de su compromiso de conservar el carácter inconfundible de la marca a la vez que adopta la pionera tecnología de cero emisiones. 

El paisaje de la movilidad urbana eléctrica, pronto se beneficiará de la llegada de este nuevo modelo, repleto de carisma, estilo individual y diversión. El concepto MINI Electric se anunció en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2017 y, prepara el camino para el primer vehículo totalmente eléctrico de la marca. El vehículo de producción totalmente eléctrico se encuentra actualmente en la fase de desarrollo, que se basa en el MINI 3 puertas, y se fabricará por primera vez en la planta de MINI en Oxford el próximo año. Una vez más MINI asume un papel pionero en la movilidad sostenible dentro de BMW Group. 

El clásico Mini Electric presentado en Nueva York, seguirá siendo único. Una versión posterior y cuidadosamente renovada del clásico Mini Cooper, sirve de base para este vehículo tan especial. El exterior en rojo se complementa con un techo en blanco de contraste y una franja característica en el capó, con el logotipo «MINI Electric» en amarillo, en el emblema de la marca y las ruedas. Este clásico eléctrico, sigue siendo fiel a la marca, tanto en términos de aspecto visual como de características de conducción. La potencia espontánea de su motor eléctrico, proporciona una nueva dimensión a la inconfundible sensación de kart, que impulsó al pequeño vehículo británico original hasta la popularidad mundial.

En 2008, la marca presentó el MINI E: tomando como referencia el modelo predecesor del actual MINI 3 puertas, se produjeron y se utilizaron unos 600 ejemplares en una prueba sobre el terreno en condiciones cotidianas. Este antecedente desempeñó un papel fundamental en la preparación de las condiciones para el desarrollo del BMW i3, que viene cosechando un éxito mundial desde 2013, con un consumo medio de13,1 / 13,6 kWh / 100 km y emisiones de CO2: 0 g/km.

En el camino hacia una nueva era de la movilidad eléctrica, MINI ya ha dado otro paso adelante. En el modelo MINI Cooper SE Countryman ALL4 híbrido enchufable con consumo medio de combustible de 2,1 / 2,3 l/100 km, consumo medio eléctrico de 13,2 /14,0 kWh/100 km y un promedio de emisiones de CO2 de 49 / 52 g / km. La combinación de un motor de combustión interna con un motor eléctrico, proporciona una potencia del sistema de 224 CV. Así mismo, incluye un sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas específico para un híbrido. El extraordinario modelo de cinco puertas del segmento compacto Premium, garantiza el placer de conducir sobre cualquier superficie. Los vehículos utilizan la potencia de ambos motores para una aceleración intensa, mientras pueden también circular a velocidades de hasta 125 km/h en el modo totalmente eléctrico. Con estas cualidades, el MINI Cooper S E Countryman ALL4 contribuye significativamente al éxito de la flota de vehículos eléctricos de BMW Group en el mercado global.