Compartir

La marca japonesa premium de Toyota, Lexus ha presentado el debut del nuevo modelo UX, un crossover de espíritu libre, creado expresamente para el explorador urbano moderno, que busca un soplo de aire fresco, contemporáneo y vibrante en un estilo de vida de lujo.

La ingeniera jefe creadora del UX Chika Kako, ha declarado que: “desde el principio, me centré en el usuario objetivo, de treinta y tantos años, milenial, hombre o mujer, para intentar entender cómo esperaría que un vehículo premium compacto, cambiase su vida y le permitiese nuevas experiencias y eso fue lo que nos guió al prototipo básico para el UX como explorador urbano creativo, un nuevo género de crossover”. El UX es un nuevo pasaporte para Lexus, tiene todas las cualidades que definen a la marca: diseño atrevido, artesanía superior, rendimiento impresionante y tecnología imaginativa. 

DISEÑO ATREVIDO

Lexus ha dado al UX un diseño que expresa la sensación de seguridad que se espera de un crossover, pero que transmite igualmente agilidad y una calidad de conducción desenfadada con líneas elegantes y condensadas de una forma atractiva. El resultado es un modelo con una identidad única en su segmento que hace una declaración de diseño fuerte y atractiva. Hubo una estrecha colaboración entre los directores de los equipos que trabajaban en el interior y el exterior del vehículo y el resultado es una forma armoniosa que casi sin notarse une el interior y el exterior del coche.

 El UX mide 4.495mm de largo, 1.520mm de alto y 1.840mm de ancho y la distancia entre ejes es de 2.640mm. Una distancia de 870mm entre los asientos delanteros y traseros garantiza un amplio espacio para los pasajeros de atrás, mientras que la zona de carga goza de una generosa longitud de 791mm.

Las proporciones del coche permiten una maniobrabilidad excelente, con un radio de giro de 5,2m, el mejor del segmento. Para el conductor, la distancia reducida entre el punto de la cadera y los de los talones produce la sensación de estar conduciendo un hatchback más que un vehículo de tipo SUV. En el interior, los diseñadores querían eliminar la barrera entre el exterior y el interior, creando una continuidad fluida. Este concepto se nota especialmente desde el asiento del conductor, donde la sección superior del cuadro de instrumentos parece extenderse más allá del parabrisas. Del mismo modo, visto desde fuera, el capó parece conectado directamente con el cuadro de instrumentos. El efecto proporciona al conductor un campo de visión excelente, con un sentido claro de las dimensiones de la carrocería del vehículo. La suave tapicería de cuero disponible para el UX está hecha con sashiko, una técnica de confección tradicional japonesa que también se utiliza para hacer kimonos de judo y kendo. El cuero trabajado así, está decorado con nuevos patrones de perforado que forman curvas matemáticas y degradados en una alineación perfecta, mejorando el aspecto de los asientos.

Un nuevo motor de gasolina es el que propulsa a este UX: un sistema híbrido autorrecargable de cuarta generación, con una cilindrada de 2.0 litros, que genera 178 CV y la posibilidad de elegir tracción delantera o E-Four en el UX 250h. La suspensión, la dirección y los neumáticos también se han desarrollado para apoyar las ambiciones dinámicas y de rendimiento de Lexus para el UX.

Así mismo, incorpora un completo equipamiento de seguridad y conectividad que incluye un Sistema precolisión (PCS) desarrollado para poder reconocer peatones de noche. Además, se ha ampliado la detección por radar del PCS, para permitir detectar ciclistas de día, que son usuarios de la vía involucrados en un gran número de accidentes de tráfico. El paquete que ofrece el UX también incluye Lexus Co DRIVE, con asistente de mantenimiento en el carril y control de crucero adaptativo, luces de carretera automáticas/sistema de luces de carretera adaptativo y, asistente de señales de tráfico. Un freno de ayuda al estacionamiento, detecta el riesgo de que el vehículo entre en contacto con un objeto estático en su camino, o con otro vehículo que se acerca por detrás, y reduce automáticamente la fuerza, inicia el frenado y emite alertas acústicas y visuales para reducir las probabilidades de una colisión, o paliar los daños si se produce el impacto.

Este nuevo “todocamino”, llegará a España después del verano y, para entonces, se darán a conocer sus precios, pero nos aventuramos a informar de que estará en torno a los 35.000 euros.