Compartir

Con una imagen y conducción de vanguardia, este SUV coupé conjuga el nuevo lenguaje de diseño de Mitsubishi Motors, además de incorporar un gran número de prestaciones nuevas al segmento. Se trata del Eclipse Cross, un SUV tipo coupé, cuyo moderno diseño, exquisita calidad japonesa, excelente dinámica de conducción, inteligente presentación e innovadoras prestaciones. La silueta de gran dinamismo del automóvil, similar a la de un atleta en los tacos de salida, supone toda una declaración de intenciones. La evolución de la poderosa identidad visual 'Dynamic Shield', en la parte delantera con faros antiniebla e intermitentes en una posición inferior, mientras que las unidades de faros LED y de luz diurna ocupan ahora una posición más elevada.

Destaca la forma de su cintura que acentúa la sensación de movimiento, característica del formato coupé, exaltado por el acusado ángulo de la ventana posterior, las proporciones de su voladizo o los anchos paragolpes delanteros y traseros. La trasera se distingue por la fuerte presencia de unas ópticas situadas a una altura inusual sobre la moldura que divide horizontalmente la luna trasera. En el interior del vehículo, el salpicadero o los paneles de las puertas están recubiertos de un material suave con una textura que recuerda a la del cuero que contrasta en sensación y textura con los embellecedores plateados de superficie dura, mientras que la tapicería de cuero auténtico luce llamativos pespuntes. 

El nuevo Eclipse Cross de Mitsubishi, puede estar propulsado por dos motores, gasolina y diesel. En este sentido el fabricante japonés ha desarrollado un nuevo motor de gasolina, de 4 cilindros, de 1.5 litros y 163 CV de potencia, de tamaño reducido que proporciona altas prestaciones de conducción y un magnífico nivel de desempeño medioambiental.

El motor diesel tiene 2.2 litros y es una evolución del actual motor 4N14 de MMC y esta nueva adaptación para el Eclipse Cross, incluye una importante reducción de la fricción entre partes móviles y una significativa mejora en la respuesta del sistema de inyección. Se ha reducido el consumo de combustible, mejorado la emisión de gases, aminorado el ruido mecánico y aumentado la potencia generada. Además, la reducción del peso de pistones, bielas y cigüeñal facilita una aceleración más ágil y prolongada en toda la gama de revoluciones. Ambos propulsores utilizan cajas de cambio automáticas de 8 velocidades, con tracción a dos o a cuatro ruedas.

Cuenta con un amplio equipamiento tanto en elementos de seguridad como de conectividad.

Ya está disponible en España desde 23.800 euros hasta 33.500 euros, según motorización.