Compartir

Como avance de las novedades que se presentarán en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, que se celebrará en el mes de marzo, podemos adelantar lo que va a suponer un momento decisivo para el fabricante japonés Mitsubishi, ya que allí tendrá lugar el estreno mundial del nuevo SUV compacto de la marca, el primero de una nueva generación de vehículos Mitsubishi que irán llegando al mercado en los próximos tres años, y que se supone que es fruto de la nueva alianza del Grupo Renault Nissan con Mitsubishi.

Descendiente directo del aclamado XR-PHEV II Concept de 2015, este sorprendente vehículo completamente nuevo, permite a Mitsubishi Motors Corporation añadir un nuevo modelo a su gama, que conformará junto al ASX y Outlander un potente trío de SUV.

De esta manera, Mitsubishi amplía su gama, ofreciendo con este vehículo una dirección completamente nueva. Este SUV compacto y deportivo representa un paso más hacia el reposicionamiento gradual de MMC como uno de los principales actores en el panorama SUV actual.

El nuevo SUV compacto de Mitsubishi se desmarca de los coupés convencionales gracias a sus atrevidas líneas biseladas, que armonizan con su cintura en forma de cuña y, en la parte trasera, con el personal trazo en “V”, que nace de la confluencia del pilar “C”, tendido hacia adelante, con las líneas envolventes de un rotundo paragolpes. Más adelante, daremos más detalles sobre sus motorizaciones y otros elementos de seguridad y conectividad, que sean incorporados al vehículo.