lunes, 21 septiembre 2020 0:46

Las universidades madrileñas se adaptan a una ‘nueva normalidad’ para la vuelta a las aulas

Las universidades públicas madrileñas han publicado guías y acuerdos de adaptación de la docencia para el curso académico 2020/2021, que contemplan desde la dotación de equipamiento para la impartición de clases en remoto, hasta el establecimiento de espacios para el aparcamiento de bicicletas y fomentar así los desplazamientos activos.

La Universidad Autónomas de Madrid ha elaborado un plan de adecuación de la enseñanza para el curso académico 2020/2021 que prevé que el primer semestre se desarrollará de forma semipresencial o híbrida, combinando la docencia presencial en el aula en grupos más reducidos, cuando las medidas sanitarias así lo exijan, con las actividades formativas a distancia tanto síncronas (en tiempo real) como asíncronas (en diferido) a través de plataformas electrónicas.

Según el plan, si las restricciones dictadas por las autoridades sanitarias y la seguridad de las personas lo permiten, el segundo semestre del curso 2020-2021 se desarrollará de forma presencial. En octubre de 2020 se revisará, en función de la evolución de la situación, la previsión para el segundo semestre.

Las clases presenciales se realizarían limitando el número de personas que están simultáneamente en el campus y organizando la circulación para evitar aglomeraciones, manteniendo la distancia social y limitando para ello el aforo de las aulas y laboratorios (1/3 aproximadamente).

La Universidad Autónoma de Madrid, además de la obligatoriedad de mantener la distancia de 1,5 metros y de llevar mascarilla tanto en espacios al aire libre como cerrados, establece grupos de estudiantes estables, con el fin de que los contactos estrechos ante un posible caso de Covid-19 queden registrados y restringidos.

Además, según indican las normas básicas de la UAM para el curso 2020/2021, siempre que sea posible, los estudiantes ocuparán el mismo puesto en la clase durante toda la jornada, y se evitará compartir cualquier tipo de material.

EVITAR AGLOMERACIONES EN PASILLOS Y PUERTAS

Asimismo, para evitar aglomeraciones en las puertas y los pasillos, la entrada y salida de las aulas se realizará de modo escalonado, y se evitará transitar por los espacios interiores, salvo justificación.

La Universidad de Alcalá de Henares también ha diseñado un Plan de Actuación para la adecuación de la actividad universitaria al curso académico 2020/2021 que prevé que las actividades formativas se desarrollarán inicialmente de forma semipresencial.

En este escenario se combinarán actividades de docencia presencial en las aulas o en los laboratorios con actividades formativas a distancia, tanto síncronas –en tiempo real– como asíncronas –en diferido–, pero estas últimas serán utilizadas como recurso docente secundario y no como principal.

En cualquier caso, siempre que sea posible y se pueda garantizar la máxima seguridad de las personas, se optará por la fórmula presencial, garantizando una distancia interpersonal de al menos 1,5 metros y siendo obligatorio el uso de mascarilla en todos los espacios.

Las actividades docentes se realizarán de forma presencial siempre que no se supere el 50 por ciento del aforo y que, en cada espacio académico, el número de estudiantes sea igual o inferior a 50. En las actividades prácticas realizadas en laboratorio se podrán flexibilizar estas cifras.

La UAH prevé expresamente la dotación tecnológica de un número mínimo de aulas por cada centro para permitir la transmisión en directo de las actividades docentes, así como, en su caso, su grabación para que puedan servir de complemento o recurso de aprendizaje. Las grabaciones se llevarán a cabo de manera totalmente automática y el profesor podrá revisar los contenidos antes de autorizar o no su publicación.