domingo, 20 septiembre 2020 10:00

Los grupos burbuja en Madrid se cerrarán por detectar un caso confirmado

Cuando haya un caso confirmado de Covid-19 en un grupo de convivencia estable, se indicará el cierre del aula y todas las personas pertenecientes al mismo deberán permanecer en cuarentena en el domicilio durante 14 días, al ser consideradas contactos estrechos, según el Protocolo de actuación ante la aparición de casos de Covid-19 en centros educativos de la Comunidad de Madrid.

Si el caso no pertenece a un GCE se indicará la cuarentena de los contactos estrechos y el seguimiento de la actividad educativa normal por parte del resto de la clase, según el documento al que ha tenido acceso Europa Press y que está fechado a 31 de agosto.

Los grupos de convivencia estable se aplican en Educación Infantil, Primaria y Educación Especial y permiten que sus integrantes puedan socializar sin mantener la distancia de seguridad.

En cuanto a la consideración de contacto estrecho, si el caso confirmado pertenece a una clase que no esté organizada como GCE, se aplicará a cualquier alumno que haya compartido espacio con el caso confirmado a una distancia inferior a 2 metros alrededor del caso confirmado durante más de 15 minutos sin haber utilizado la mascarilla, excepto los alumnos entre 6-11 años que se clasificarán como contacto estrecho independientemente del uso de la mascarilla.

Cualquier profesional del centro educativo, profesor u otro trabajador, que haya compartido espacio con un caso confirmado a una distancia inferior a dos metros del caso sin mascarilla durante más de 15 minutos también será considerado contacto estrecho.

El periodo a considerar para la definición de contacto estrecho será desde dos días antes del inicio de síntomas del caso hasta el momento en el que el caso es aislado. En los casos asintomáticos confirmados por PCR, los contactos se buscarán desde 2 días antes de la fecha de diagnóstico.

Aparte de la cuarentena, que es la “principal medida de prevención”, a los contactos estrechos se les realizará un seguimiento activo para verificar el desarrollo de síntomas, y si permanece asintomático podrá reincorporarse a sus actividades habituales al término de la cuarentena.

Las personas que ya han tenido una infección por SARS-COV-2 confirmada por PCR en los 6 meses anteriores estarán exentos de hacer cuarentena.

Según lo establecido en la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19 adaptada a la Comunidad de Madrid, se indicará la realización de una PCR a los contactos estrechos con el objetivo de detectar precozmente nuevos casos positivos.

La prueba PCR se indicará por Salud Pública en el momento de la identificación del contacto y se podrá realizar en el lugar que se determine, en función de lo observado en la investigación epidemiológica. Si el resultado de la PCR es negativo se continuará la cuarentena hasta el día 14.

DEFINICIÓN Y MANEJO DE BROTES

El protocolo establece también que “se considerará brote cualquier agrupación de 3 o más casos con infección activa en los que se haya establecido un vínculo epidemiológico”.

Además, diferencia cuatro escenarios: el brote en un aula, que puede darse en un grupo de convivencia estable (GCE) o en una clase no organizada como tal con vínculo epidemiológico entre ellos; brotes en varias aulas sin vínculo epidemiológico, con tres o más casos en GCE o clases no organizadas como GCE sin vínculo epidemiológico entre ellas; brotes en varias aulas con vínculo epidemiológico, cuando se detectaran casos en varios GCE o clases no organizadas como GCE con un cierto grado de transmisión entre distintos grupos independientemente de la forma de introducción del virus en el centro escolar, y finalmente, brotes en el contexto de una transmisión no controlada.

Si se considera que se da una transmisión no controlada en el centro educativo con un número mayor de lo esperado, se realizará una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo.

Inicialmente el cierre del centro será durante 14 días, aunque la duración de este periodo podría variar en función de la situación epidemiológica, de la aparición de nuevos casos que desarrollen síntomas y del nivel de transmisión que se detecte en el centro educativo.

En cualquier caso, la reapertura del centro educativo se realizará cuando la situación esté controlada y no suponga un riesgo para la comunidad educativa.

En caso de brotes se mantendrá la actividad docente para los alumnos no clasificados como contactos estrechos, aunque en caso de brotes en varias aulas con vínculo epidemiológico se valorará la suspensión de la actividad docente de otros grupos hasta transcurridos 14 días desde el inicio de la cuarentena o el tiempo que se indique en función de la evolución de los brotes, una actuación que puede conllevar cierre de líneas completas, ciclos o etapa educativa.