lunes, 21 septiembre 2020 2:46

El Ayuntamiento de Madrid dejó de percibir 30 millones de euros en multas de tráfico hasta julio

El Ayuntamiento de Madrid dejó de ingresar hasta julio alrededor de 30 millones de euros en multas de tráfico por la declaración del estado de alarma, según los datos del último estudio de la asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Así, el texto revela que la llegada del coronavirus invirtió la tendencia alcista en las multas que se había experimentado en la capital en los dos primeros meses del año -un aumento del 35% y unos 44 millones de euros- y dio paso a una caída cercana al 70 por ciento. El aumento inicial se debía, principalmente, a las infracciones por acceder sin autorización a Madrid Central y a excesos de velocidad.

La pandemia implicó que en los primeros cuatro meses del año las denuncias de tráfico formuladas por el Consistorio descendieran un 7 por ciento, concretamente se registraron 603.501 frente a las 654.434 del mismo período de 2019.

El estudio de AEA destaca que desde que el Ayuntamiento empezara a formular denuncias, en marzo de 2019, por incumplir la normativa de acceso a Madrid Central –ahora declarada nula por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid–, las multas por circular por esta zona de bajas emisiones venían experimentado crecimientos exponenciales del 1.307 por ciento y llegaron a contabilizarse hasta cerca de 2.500 diarias. Con el estado de alarma la formulación de este tipo de denuncias se ha reducido un 80 por ciento.

Parecida situación, aunque en menor proporción, se ha producido con las denuncias formuladas por exceso de velocidad, ya que de las 96.732 infracciones captadas por los radares en los dos primeros meses del año se han reducido a 51.543 en los dos meses posteriores. Esta caída es cercana al 65 por ciento, si se comparan los datos de denuncias formuladas en enero (49.343) con las del mes de abril (17.136).

Asimismo, durante la declaración de alarma se ha observado un aumento en la velocidad a la que circulaban los conductores que no han respetado los límites puestos por Tráfico y se ha detectado un aumento de dos puntos en el porcentaje de infractores que se excedieron en más de un 10 por ciento los límites de velocidad (del 6% de conductores se ha pasado al 8% a partir de marzo).

LA M-30 CONCENTRA EL 70% DE LAS MULTAS POR EXCESO DE VELOCIDAD

En esta clave, la velocidad más alta registrada por los radares de la capital fue anterior a dicha declaración de alarma al detectarse un conductor circulando en febrero a 160 kilómetros por hora por el kilómetro 27 de la M-30. Esta vía sigue siendo una “máquina de multar” y concentra 103.807 denuncias por exceso de velocidad, un 70 por ciento.

El radar situado en el kilómetro 19.06 de la M-30 –a la altura del Paseo de Monistrol–, sigue ostentando el récord de denuncias formuladas (18.998) y, fuera de este anillo, el radar situado en el Paseo Sta.

Santa María de la Cabeza, 115 ha sido el más activo, con 13.128 denuncias formuladas en el primer cuatrimestre de 2020.

Atendiendo a la tipología de las multas, el 67 por ciento de los casos se trata de infracciones leves (409.057); el 32 por ciento infracciones graves (194.444) y el 1 por ciento infracciones muy graves (1.803), que corresponden mayoritariamente a estacionamientos, excesos de velocidad y a alcohol y drogas, respectivamente.

En relación con la pérdida de puntos se indica que durante el primer cuatrimestre de 2020 el Ayuntamiento de Madrid ha propuesto la detracción de 61.069 puntos, correspondientes infracciones que conllevaban esta sanción complementaria (18.971), lo que supone un 3 por ciento del total de las denuncias formuladas.

No obstante, el informe de AEA no encuentra explicación al importantísimo incremento que han experimentado este año las denuncias formuladas por los agentes de movilidad que han pasado de las 41.552 formuladas en el primer cuatrimestre de 2019 a las 184.157 de este.