Compartir

1El precio no se ajusta al presupuesto

Según los datos de la compañía, el 65% de las habitaciones que se alquilan en España se anuncian a un precio superior al que demandan los inquilinos. Así, el precio medio de alquiler de una habitación en nuestro país se sitúa en los 415 euros, mientras que el precio medio más demandado por los jóvenes que buscan habitaciones en alquiler son 396 euros, una cifra que sólo representa el 35% de los alojamientos que se anuncian. Este desajuste, que se da sobre todo en el centro de las ciudades, lleva a muchos inquilinos a buscar viviendas en zonas más alejadas y, a unos cuantos propietarios, a no encontrar inquilinos dispuestos a pagar ese sobreprecio.

Atrás