Compartir

Muchas veces al llegar la noche cometemos el ‘pecado’ de acostarnos sin habernos desmaquillado previamente. Puede parecer una tontería, y podemos pensar que por un solo día no ocurre nada malo. Sin embargo, la realidad es bien distinta…No desmaquillarse cada noche tiene bastantes consecuencias nefastas para nuestra piel y, seguro que al leerlas no vuelves a caer en el mismo error.

Atrás

1. Te salen granos

Uno de los principales problemas a los que nos enfrentamos cuando no nos desmaquillamos es que nuestra piel tiende a llenarse de granitos. Y lo peor es que si convertimos esto en un hábito, podemos terminar padeciendo el temido y molesto acné.

Esto se debe a que al no retirar el maquillaje estaríamos obstruyendo nuestros poros e impidiendo que estos eliminen todas las toxinas que se han ido acumulando durante el día. Por eso, no acostarse con la cara completamente libre de maquillaje, y bien limpia de la suciedad que hemos ido acumulando, supone que en las horas posteriores tanto pequeños granitos como puntos negros puedan aparecer en nuestra cara.

Atrás