Compartir

Hay personas que dicen que no sueñan y otras que sí lo hacen, pues bien, todo el mundo sueña. Después está el si lo recuerdas o no, que es algo diferente. Según investigadores del tema, las personas se pueden clasificar en los que recuerdan los sueños y los que no.

Aseguran que los que memorizan los detalles del sueño son personas más activas cerebralmente, que se despiertan con mayor frecuencia y están más atentos a lo que les rodea aunque estén dormidos. Todo lo contrario ocurre con las personas que no recuerdas los sueños, su cerebro está más dormido, por lo que les es difícil memorizar con detalle lo soñado.

Si los sueños son ligeros serán más fáciles de recordar. Del mismo modo aseguran que las personas que recuerdan los sueños producen mayor cantidad de los mismos.Te proporcionamos una serie de consejos que puedes seguir si quieres recordar tus sueños.

1Quiero recordar el sueño

Tener una actitud positiva cuando te vayas a dormir es fundamental. Querer recordar el sueño es importante y por ello cuando te vayas a la cama lo primero que tienes que hacer es concienciarte de que quieres recordar lo que vayas a soñar. Esta mentalización de querer recordar lo que has soñado te puede servir para que puedas recordar algo por la mañana. Es posible que no recuerdes nada del sueño, pero no te rindas, la actitud positiva tiene que estar presente contigo todas las noches.

Atrás